Así es el anillo verde de 50 km que protegerá Vigo de los incendios (y que se podrá recorrer)

Una longitud cercana a los 50 quilómetros ocupando una superficie de casi cinco millones de metros cuadrados. Así es el proyecto que el Concello de Vigo prepara como “anillo verde” para permitir la prevención y la extinción de incendios forestales.

“Que no se vuelvan a repetir los incendios del pasado 15 y 16 de octubre, los peores de la historia de la ciudad”, en palabras del alcalde, Abel Caballero. El anteproyecto, ya elaborado, plantea una superficie concreta de 49,6 km de largo y 100 metros de ancho para actuar a modo de cortafuegos.

Se busca hacer frente a las “singulares características de Vigo”, en la que conviven una intensa masa de suelo forestal con el espacio urbano convirtiendo “al monte en un aliado contra los incendios”.

Presentación esta mañana en el Concello de Vigo

El anillo verde de Vigo, que irá desde Teis hasta Saiáns, rodeando la ciudad, plantea un cambio en la forma de enfocar la prevención de los incendios en un espacio temporal de 20 años. Así, esta brecha entre la masa urbana y la zona forestal, prevé crear tres zonas diferenciadas en los 100 metros de ancho.

En el centro, habrá un vial de tierra, circulable para vehículos de prevención y extinción, sin ningún tipo de vegetación. A continuación se crearán dos franjas extra. La primera de ellas, de 22,5 metros de ancho, contará con una primera inclusión de vegetación autóctona, con una gran separación, mientras que al segunda, de 25 metros, tendrá mayor concentración vegetal que la primera franja pero menor que en la masa de bosque.

Adicionalmente, el anillo verde de Vigo se convertirá en un importante espacio natural y zona de recreo. Todo el recorrido de 50 kilómetros se podrá recorrer a pie y en bicicleta, siendo accesible a todo el mundo.

Estado actual
Proyecto

¿Cuál será la extensión del Anillo Verde de Vigo?

En total, la superficie ocupa algo menos de cinco millones. El camino, de cinco metros, ocupará 297.000 metros cuadrados; la primera franja de protección será de 2.170.000 m2 y la segunda de 2.427.000 m2. Todo en 49,6 km de longitud.

¿Se podrá recorrer?

Sí. Toda la distancia será accesible para el senderismo y el ciclismo. En el diseño inicial, se prevé además crear diez nuevas áreas de esparcimiento que estarán conectadas con las sendas forestales y todos los parques forestales creando una gran área verde de ocio.

¿Por dónde se extiende el anillo verde?

El anillo verde de Vigo saldría desde la zona boscosa de Teis para aislarla de O Vixiador y el monte de Candeán. Continuará y bordeará el aeropuerto de Peinador, bajará aislando la zona de Cabral del ámbito rural de Mos, seguirá por Bembrive, aislando el núcleo urbano del monte para entrar hacia Beade separando la masa forestal del PTL y el Álvaro Cunqueiro. En el CUVI, el cinturón se bifurcará para rodear el campus universitario de Vigo, protegiéndolo del bosque, para seguir en Zamáns, casi rodeándolo y evitando el riesgo de propagación de incendio forestal. En Valladares continuará el trazado para encontrarse con la masa forestal de Comesaña hacia Coruxo, aislándolo de Chandebrito y la zona boscosa de Nigrán. Por último, en cinturón verde seguirá por Oia y finalizará en Saiáns.

¿Quiénes son los propietarios de los terrenos?

De los cinco millones de metros cuadrados, el 16,4% son actualmente de propiedad municipal. El 35,3% está en manos de las comunidades de montes y el 48,3% restante son terrenos privados.

¿Qué especies hay en la zona ahora?

En este momento el espacio que ocupará el cinturón verde cuenta con las denominadas especies pirófilas como eucaliptos, acacias, y pinos. “Pura pólvora”, en palabras del alcalde.

¿Qué se plantará?

El pan municipal plantea una plantación de especies autóctonas y resistentes al fuego de carácter frondoso como castaños, abetos, nogales, acebos, cerezos y tejos.

¿Cuál será el coste?

Por ahora, el Concello de Vigo no hace ninguna valoración económica a la espera de que se adjudique la elaboración del proyecto técnico, de 300.000€. El alcalde, Abel Caballero, se limitó en la presentación oficial a reconocer que se trata de “un proyecto muy ambicioso que no será barato”.

A este respecto, desde el Concello esperan poder contar con fondos europeos para financiar el anillo verde.

En cuanto a los plazos, se harán públicos una vez esté el proyecto y se tratará con las comunidades de monte y los propietarios privados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*