A Guarda, "indignada" con El Hormiguero por los comentarios sobre las Festas do Monte

Las Festas do Monte de A Guarda saltaron este martes, 14 de mayo, a la televisión nacional. Sin embargo, los comentarios sobre la celebración, una de las más históricas de O Baixo Miño, no gustaron en el municipio.

La polémica surgió después de que Pablo Motos preguntara en El Hormiguero de Antena 3 a su colaborador, Marron, cuál es la fiesta más loca a la que ha ido. Éste no duda, "la Festa do Monte de A Guarda, que se celebra en el Monte Trega", explica el colaborador. "La zona es preciosa, pero esa fiestas es loquísima", asegura. A partir de ese momento, se comienza a realizar un relato de la fiesta en la que  se expone que “tienes que subir al monte y llevas unas garrafas para beber por el camino con unos tubos como si estuvieras robando gasolina”. Una vez en la cima, "tuvieron una idea sensacional que es arrancarse la ropa a mordiscos unos a otros", expone el colaborador del programa.

El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, envió este miércoles una carta a la dirección del programa para manifestar su "malestar y disconformidad" con esta definición que, según relata el regidor baixomiñoto, "en nada ejemplifican la esencia de las fiestas, identificando erróneamente las arraigadas tradiciones de las mismas". El alcalde reconoce que "es cierto que la jura se realiza con garrafas de vino tinto, pero se hace de manera organizada y controlada por cada banda e invitando a los foráneos a participar también en ella".

Desde el consistorio defienden que "no es cierto que la explicación de Marron en antena represente a la fiesta más importante de A Guarda", declarada como Fiesta de Interés Turístico de Galicia.

El Concello puntualiza al programa para asegurar que las Festas do Monte son una romería popular que se celebra desde hace 108 años" donde destaca el "sonido de la percusión de las 20 Bandas Marineras, de las cuales la mas veterana tiene ya 53 años, es familiar y fraternal".

En la cima del Monte, vecinos, familiares y conocidos, reivindican su pasado castrexo y orgullo guardés de nacimiento o adopción. Una celebración que, asegura Lomba, es compartida hasta por los "nonatos" (que sienten el sonido y la percusión en las barrigas de sus madres).

El regidor señala que como "todo el pueblo de A Guarda conoce la celebración comienza a primera hora de la mañana con la Subida al Monte", cada uno con su banda o su grupo de amigos y familiares, con la alegría de todos los romeros, tocando bombos, cajas y gaitas aportando el “toque” representativo de cada banda al son de la música tradicional. Después, se celebra un “almuerzo popular” donde las familias guardesas comparten marisco, empanada, roscón de yema y demás viandas típicas de la gastronomía local. Durante la tarde, los romeros tocan y bailan de forma incansable y se procede a la “Jura” con la que se promete y pide volver el año siguiente y donde se tiene un recuerdo para los que ya no están.

El alcalde de A Guarda insiste en que "no se puede permitir que se hable de las Festas do Monte Santa Trega con las palabras que habló Marron” creando una imagen que "no es la que corresponde al carácter de estas fiestas".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*