¿Cómo me hago donante en Galicia? ¿Quién puede donar?

Después de que Holanda aprobara una ley que convierte a todos los ciudadanos en donantes de órganos, a excepción de que comuniquen expresamente su voluntad de no serlo, cabe preguntarse cuál es la situación en España.

Nuestro país es líder mundial en donación de órganos y, de hecho, las donaciones de órganos españolas representan el 6,6% de las registradas en el mundo. Según el último informe del Registro Mundial de Trasplantes, en nuestro país hubo 2.019 donantes y 4.818 órganos trasplantados en 2016. Es decir, 102,3 pacientes trasplantados por millón de habitantes. Pero, cómo hacerse donante, qué dice la ley española y qué pasos se deben seguir son algunas de las preguntas más habituales.

En España, teóricamente todos somos donantes

La legislación española establece el “consentimiento presunto”. Es decir, por ley, todo ciudadano español que en vida no manifestara su posición será donador tras su fallecimiento si fuera elegible. Sin embargo, la práctica común en España consiste en solicitar formalmente la donación a la familia. Si no hay ningún registro legal que establezca que somos donadores, en Galicia el Rexistro Galego de Instrucións Previas (REGAIP), la posición de la familia tendrá la última palabra.

¿Qué debo hacer si quiero ser donante?

Para ser donante en Galicia se recomienda hacerse con la tarjeta de donante que expide el Sergas. Aún así es importante destacar que la tarjeta no es un documento legal, a diferencia del registro de instrucciones previas. Por ello, aunque poseas la tarjeta, si la familia se opone no habrá trasplante.

¿Quién puede donar?

Todas las personas son susceptibles de ser donantes. Sin embargo, los requisitos que hacen posible que los órganos pueden ser donados reducen este número drásticamente.

1. Hay que morir en un hospital
2. La muerte tiene que ser debida a lesiones cerebrales irreversibles
3. Se deben cumplir una serie de requisitos legales de muerte cerebral, muy estrictos, o bien una parada cardíaca no recuperable.

Por ello, solo cumplen los requisitos entre el 1 y el 2% de los fallecidos en un hospital, unos requisitos muy rigurosos que hacen que sea necesario que un amplio porcentaje de la población sea donante para que exista un número considerable de transplantes.

¿Qué órganos se pueden donar?

Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el páncreas, el corazón, los pulmones y el intestino.

También se donan tejidos como las córneas, la piel, el hueso, los cartílagos y tendones, los vasos sanguíneos, las válvulas cardíacas, la sangre y los progenitores hematopoéticos (es decir, de la médula ósea, de la sangre periférica y de la sangre del cordón umbilical) además de la membrana amniótica de la placenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*