Alfred Hitchcock “se cuela” en el nuevo videoclip del grupo vigués Presumido

Tras el EP “Invierno” con los temas “El rey azotado”, “La ley del hielo” y “Amapola desnuda”, y el “Primavera”, con "Lágrimas de belladona", "A la guillotina el miedo" y "Más duro que tu cara", Presumido publica “Verano”, con su single “Soñar a la carta”. En este nuevo trabajo, los vigueses han lanzado un videoclip en el que rinden tributo al maestro Alfred Hitchcock y, en particular, a “La ventana indiscreta”. Recreado por Paco Serén (Los Piratas), la pieza audiovisual recrea los primeros minutos de la película que marcó a toda una generación y nos pone en los ojos del fotógrafo Jefferies (James Stewart) para recrearnos en el vouyerismo sobre los integrantes de la banda.

Pero el videoclip no es la única genialidad del nuevo single ya que “Soñar a la carta” quiere evocar a la estación a la que se dirige y, por ello ninguna sesión de grabación se ha realizado en tierra firme. El 100% del tema ha sido grabado en el mar, en diferentes embarcaciones, navegando a través de la costa gallega.

Presumido busca retratar al alma del verano. El objetivo es mostrarla como esa estación delicada, crucial de cara al éxito de la cosecha del otoño. El resultado es un binomio canción-vídeo que retrata de forma precisa el momento de la banda en el que están logrando los objetivos que se proponen desde la autoedición y la autogestión, utilizando unos sonidos y registros de voz totalmente inéditos en el proyecto y demostrando que el rango de frecuencias emocionales en el que trabaja Presumido es cada vez mayor. El dúo vigués nos muestra la que posiblemente sea una de sus canciones más bailables, con claras influencias de Foster The People, Dua Lipa o Moderat.

La música de los vigueses Tarci Ávila y Nacho Dafonte hacen de su obra una alternativa actualizada que posee un sonido más internacional de bandas españolas de electropop como Dorian o La Casa Azul. Su música salta constantemente entre los momentos de baile y las más profundas catacumbras del ser humano. Dos mundos que casan a la perfección a través de unas letras con protagonismo de algo tan enxebre como la retranca gallega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*