Aumenta la presión contra las comisiones "abusivas" de Abanca: “Si nos movilizamos no nos pararán”

Aumentan las movilizaciones ante las comisiones que Abanca ha comenzado a cobrar a los clientes que no cumplan con sus nuevas condiciones. Ante los nuevos cargos, que castigan fundamentalmente a aquellos que menos productos contratan, o que tengan menor saldo en su cuenta, están creciendo núcleos de protesta que prometen aumentar y organizarse para presionar a la entidad de capital venezolano.



Con el recuerdo de las preferentes y las masivas movilizaciones todavía en la memoria, la Plataforma de Afectados polas Comisións Abusivas cuenta ya con movimientos de protesta en Salvaterra, O Porriño, Cangas o Salceda de Caselas. Precisamente en este último municipio, la oficina situada junto a la Praza do Concello acoge cada día una protesta que se prolonga entre las 10:00 y las 12:00 horas. “Necesitamos gente para que nos ayude a presionar, el éxito dependerá de la movilización”, explica uno de los miembros de la Plataforma, Serxio Crespo.



Por ahora, en Salceda han logrado ya que se anulen 14 comisiones cobradas a clientes. A las puertas de la sucursal se ha instalado una mesa informativa en la que los miembros de la Plataforma ayudan a los afectados a recuperar su dinero. “No es ético cobrar estas comisiones abusivas en pleno estado de alarma, en una situación con la economía paralizada, con una crisis asomando y muchas personas sin cobrar los ERTE”, explica Crespo.

Aunque existe el derecho legal a una cuenta básica sin comisiones para las personas más vulnerables, lo cierto es que su tramitación “es muy complicado”, explican. La protesta se centra en Abanca, aunque la mayoría de entidades también ha reformulado sus comisiones, quizá por haber nacido de las cenizas de las cajas de ahorros públicas que recibieron 9.000 millones de euros como rescate de dinero público. “Exigimos el derecho a una cuenta básica, el problema surge de las privatizaciones con dinero de todos y todas que ha sido expoliado a los ciudadanos”, asegura Crespo.

Por ahora, la plataforma se centrará en continuar reclamando las nuevas comisiones, pero también prepara su constitución a nivel gallego para organizarse en los diferentes municipios. “Si nos organizamos no hay barrera que los pare”, reflexionan desde la plataforma de afectados.

En los primeros tres meses de 2020, Abanca obtuvo 127 millones de beneficios netos. En 2019 logró 407 millones en todo el año. El grupo venezolano Banesco se hizo con la antigua Novagalicia Banco por 1.003 millones de euros. El rescate con dinero público costó más de 9.000 millones y desde que se privatizó y se vendió en 2013 suma ya un beneficio neto de más de 3.000 millones de euros.

Concellos como Salceda de Caselas, Salvaterra y As Neves han condenado las cláusulas abusiva, aunque no han roto por ahora relaciones con la entidad bancaria. Salceda reclamó a Abanca que retire estas comisiones por considerarlas "una práctica abusiva entendida por el ejercicio de una posición abusiva del banco sobre su clientela". En Vigo, el grupo municipal de Marea de Vigo ha pedido al Concello que anule todas sus cuentas en el banco presidido por Juan Carlos Escotet si no dan marcha atrás en las nuevas comisiones.



Un comentario

  1. Abanca está en su derecho de aplicar las comisiones que considere oportunas, siempre que sean comunicadas al cliente y autorizadas por el Banco de España. Es una SA cuyo objetivo es ganar dinero, el que no esté de acuerdo que cancele la cuenta y que busque otro banco, o como dice el artículo, que abra una cuenta básica. Los 9.000 millones fue el agujero de las Cajas de Ahorro gallegas por su mala gestión (como instrumento político BANCO PÚBLICO que perdió dinero por hacer todo gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*