Año nuevo, misma deriva: el Celta deja escapar otros dos puntos de Balaídos

Cada partido para el Celta es como una prueba vida. Óscar García quiere que sus jugadores no vean las clasificación, pero la situación en la tabla es una losa. Es la causa de una ansiedad que lleva al conjunto vigués a coquetear por segundo año con el precipicio. LaLiga regaló para la Noche de Reyes un horario fatídico. Puso al celtismo en un serio compromiso. Cena familiar o Balaídos. El resultado ha sido la entrada más pobre de lo que va de temporada. El cuadro celeste debía sumar los tres puntos ante unas gradas que no mostraban la imagen de los partidos de la campaña "A Nosa Reconquista".

El Celta comenzó como acabó el 2019. Afloraba la inseguridad. Se respiraba miedo. Los primeros diez minutos eran horribles. El conjunto vigués era incapaz de adueñarse del balón. El duelo sufrió un bandazo. Todo nacía en una ocasión de gol a balón parado. Cabezazo de Aidoo que se estrellaba contra la madera de Sergio Herrera. El cuadro celeste crecía con el paso de los minutos. Lo hacía a base del talento de Rafinha Alcántara y Aspas, los líderes de este equipo que necesita puntuar cuánto antes y abandonar su bache de resultados para dejar de ser un firme candidato al descenso.

Los de Óscar García gozaban de las acciones más claras para inaugurar el marcador. Faltaba el acierto final. Otro de los males que sufre este Celta que tanto añora la marcha de Maxi Gómez y la mejor versión de Iago Aspas. El Celta hacía méritos para sumar los tres puntos. Sin embargo, una mala asistencia de Aidoo a Rubén Blanco provocó el mal despeje del meta mosense. El envío lo cazó Rubén García, pero su disparo también se fue al palo.

El partido se iba al descanso con oportunidades erradas. La falta de puntería seguía siendo una condena. Santi Mina había añadido otra ocasión fallada al enviar al cielo de Vigo al cazar un rechace en el área rojilla. Tras el intermedio, el Celta consolidó su dominio. Rafinha Alcántara y Aspas creaban peligro a un cuadro visitante por instantes superado. Óscar García refrescaba su extremo. Se retiraba Pione Sisto y entraba Juan Hernández. El ingreso del murciano coincidió con el tanto del Celta. Pase al espacio de Aidoo que cazaba Santi Mina. El vigués sorteaba la salida de Sergio Herrera haciéndole un caño. La portería, toda para él, permitía al canterano abrir el marcador y maquillar su pobre registro goleador en esta primera vuelta.

Publicidad

El Celta prosiguió su crecimiento sobre el verde. Parecía que los tres puntos no se iban a escapar de Balaídos. Los pupilos de Óscar García tuvieron acciones para sentenciar el encuentro, pero volvió a faltar esa luz en los metros finales. El Osasuna, al igual que el Mallorca, no perdonó. Cuando parecía que estaban ante la lona, los rojillos aprovecharon un centro lateral para hurgar en la herida celeste. Envío de Estupiñán al corazón del área celeste que cazó Chimy Ávila. El cabezazo en plancha del argentino era imposible para Rubén Blanco. Ya era la recta final del partido. Demasiado poco margen para la reacción y evitar esa sensación amarga de un equipo vigués que vuelve a dejar escapar puntos de su feudo ante un rival directo.

El empate deja un mal sabor de boca. El Celta no logra doblegar a un equipo de la zona baja de la tabla. Sigue abogado al sufrimiento. El punto deja al cuadro de Óscar García fuera del descenso, pero con los mismos puntos que el Mallorca. Quince puntos son un botín escaso. El conjunto vigués está obligado a mejorar en este segundo tramo del curso futbolístico. El mercado de invierno y la reacción de futbolistas como Rafinha, Aspas o Denis Suárez debe ser determinante para remontar la situación

Ficha técnica del Celta - Osasuna

RC Celta: Rubén Blanco; Kevin, Aidoo, David Costas, Lucas Olaza; Okay, Fran Beltrán, Rafinha (Brais Méndez, 88'); Santi Mina (Toro Fernández, 88'), Pione Sisto (Juan Hernández, 70') y Aspas.

Osasuna: Sergio Herrera; Moncayola, Aridane, David García, Estupiñán; Oier (Iñigo Pérez, 81'), Darko Brasanac; Roberto Torres (Juan Villar, 81'), Adrián López (Rober Ibáñez, 73'), Rubén García; y Chimy Ávila.

Goles: 1-0: Santi Mina (75'); 1-1: Chimy Ávila (83').

Árbitro: Cuadra Fernández (comité madrileño).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*