El Celta vive en el día de la marmota: buen juego, mal resultado

El Celta sigue dando buenas prestaciones, pero los resultados no llegan. El equipo vigués opositó a mucho más que la derrota en Mestalla. Hizo méritos para ganar, para sumar tres puntos que urgen para salir de los puestos de descenso. Un gol de Carlos Soler en la segunda mitad firman otro tropiezo que impiden al cuadro celeste abandonar el pozo de la máxima categoría. Los 350 aficionados que viajaron desde Vigo no pudieron traer premio desde Valencia. Una pena. No obstante, el choque deja una conclusión clara, Iago Aspas tiene que jugar acompañado con un "nueve".

Óscar García agitó su pizarra. Defensa de tres centrales y Toro Fernández como nueve de referencia. Aidoo recuperaba la titularidad y Kevin se mantenía en el once. Fran Beltrán y Okay serían los encargados de dar equilibrio mientras el talento y la creatividad recaía en las botas de Iago Aspas y Rafinha Alcántara.

El Celta afrontaba el desafío de tomar una de las plazas más complicadas de la categoría. El Valencia comenzó con intensidad. Apretando. Rubén Blanco evitaba el primer tanto en los primeros compases del choque. El mosense, con su pierna izquierda, impedía la diana de Daniel Wass. Primer susto superado. El equipo vigués se adueñaba del control del esférico. El cuadro che solo creaba peligro a través de las pérdidas de balón de los visitantes en medio campo. La clave estaba en tocar rápido, en asegurar el pase y no tomar riegos en campo propio.

El cuadro celeste se sentía cómodo. La idea de Óscar García funcionaba. Murillo lideraba atrás, Okay y Beltrán crecían con el paso de los minutos y, sobre todo, Aspas era imparable. Se confirmaba que el moañés ofrece un rendimiento mayor actuando con un "nueve" de referencia, con las características del Toro Fernández. No obstante, el Valencia volvió a poner en aprietos a Rubén Blanco. Florenzi, que debutaba como futbolista valencianista, obligaba al canterano a sacar una mano espectacular.

El Celta encontraría recompensa a su control en una buena jugada colectiva. Fran Beltrán no estuvo atinado a la hora de cabecear entre los tres palos un potente centro de Kevin. El primer acto moría con la lesión de Garay. Cambio obligado para Albert Celades, que introducía a Diakhaby.

¿NO TIENES EL SERVICIO DE ALERTAS DE WHATSAPP?
Saber todo lo que ocurre en Vigo y su área metropolitana es ahora más sencillo, rápido y directo.

Darme de alta <> Quiero saber más

El Valencia apretó en la segunda parte. Fue de menos a más. Sin embargo, el Celta se sostenía por un Iago Aspas que seguía inspirando, echándose al equipo a la espalda y con Rafinha Alcántara como gran aliado. Los de Óscar García tuvieron una de sus principales opciones para adelantarse en el marcador. El lanzamiento de falta del moañés iba directo a gol. Doménech estaba vendido, haciendo la estatua. Solo un rápido Dani Parejo fue capaz de evitar el tanto justo en línea de gol.

El Celta volvía a llevar la iniciativa. Aspas era una constante pesadilla para el Valencia, actuando con total libertad y dinamitando los espacios entre líneas. En un buen envío al área de Lucas Olaza, el Toro Fernández tampoco fue capaz de enviar su remate entre los tres palos. El equipo de Óscar García sufría el cansancio. El centro del campo se diluía. El Valencia iba a más. Albert Celades introducía a Rodrigo Moreno por Florenzi. Más mordiente para intentar derribar la solidez defensiva del equipo visitante.

Óscar García quiso tirar de ambición. Retiraba a Araujo para dar entrada a Pione Sisto. Relevo táctico. De los tres centrales a un 4-3-3. El preparador céltico no contemplaba el desgaste del doble pivote o de un Kevin ya amonestado. Poco después llegaría el tanto de los locales. Un mal despeje de Murillo y una buena acción peleada por Maxi Gómez dejaban suelto un balón en el área céltica, un esférico que se encontró con el disparo a bote pronto de Carlos Soler. El remate era imposible para Rubén Blanco. Los de Mestalla se adelantaban en el electrónico y acercaban a los celestes a la lona.

El Celta no bajó los brazos. Óscar García tampoco. Toro Fernández dejó su lugar en el verde al debutante Smolov mientras que Fran Beltrán salía por Santi Mina. El equipo vigués mantenía ese dominio. No llegaba con claridad ante Doménech. Faltaba el último pase. Por su parte, el Valencia intentaba matar en una contra. El partido murió en el área valencianista. El cuadro celeste buscó esa jugada decisiva que permitiese salir con vida de Mestalla. Como sucedió en el Sánchez Pizjuán, en San Mamés o en el Metropolitano. Pero no llegó. Los hombres de Óscar García vuelven a firmar una buena actuación, una buena imagen que no permite abandonar los puestos de descenso.

Ficha técnica del Valencia - Celta

Valencia: Doménech; Florenzi (Rodrigo, 53'), Garay (Diakhaby, 43'), Gabriel, Gayá; Coquelin, Parejo, Wass, Carlos Soler; Ferrán y Maxi Gómez (Gameiro, 85').

RC Celta Rubén Blanco; Kevin, Aidoo, Murillo, Araujo (Pione Sisto, 73'), Olaza; Okay, Beltrán (Santi Mina, 82'), Rafinha; Iago Aspas y Toro Fernández (Smolov, 78').

Gol: 1-0: Carlos Soler (77').

Árbitro: Paradas Romero (comité asturiano). Mostró tarjeta amarilla a Gabriel, Wass, Florenzi, Maxi Gómez, Coquelin y Doménech por parte del Valencia mientras que por parte del Celta vieron cartulina amarilla Kevin, Rafinha y Pione Sisto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*