El Concello remite al Celta el informe que considera “aptas” las gradas de Gol y Marcador

La noticia saltaba esta mañana. El Celta señalaba en un comunicado que hizo público el PP de Vigo que no abriría las gradas de Marcador y Gol para el encuentro ante el Athletic de Bilbao si no recibía “por escrito” un informe del Concello, propietario del estadio, que certificase que estas dos zonas del campo fueran seguras y “aptas para su ocupación”.

El envío del documento con las inspecciones realizadas tanto en noviembre y diciembre se ha remitido este mismo miércoles 2 de enero. En este informe, el Concello señala que “ninguna de las patologías observadas se considera grave, ni potencialmente peligrosa desde el punto de vista de la estabilidad global de la estructura que puedan implicar un colapso”. Este informe técnico de visita realizado por Zubía Ingenieros apunta que “la solución para estas patologías pasa por tratamientos superficiales sobre las armaduras y los recubrimientos, así como un sellado de juntas para evitar filtraciones de agua”.


Te puede interesar: La seguridad de Balaídos, protagonista del último mensaje del Celta a Caballero

Foto colgada el día del Celta-Leganés en Balaídos // @AlexCostasVila

El informe remitido por el Ejecutivo local señala que en una inspección visual realizada en diciembre de 2018 “no se han observado daños que muestren agotamiento de secciones estructurales o deformaciones excesivas que pudieran poner en duda el adecuado comportamiento de la estructura”.

Por otro lado, el concejal de Fomento, Javier Pardo, envió una carta al presidente del club vigués, Carlos Mouriño, recordando el oficio del juzgado de instrucción nº3 que dictaminó que el paseo marítimo que se colapsó en la última jornada de O Marisquiño quedó “a libre disposición de la Autoridad Portuaria al tratarse de una zona que se encuentra del dominio público y, por tanto, de propiedad estatal”.

El concejal recuerda al máximo mandatario del Celta que el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, fue el responsable de la suspensión del partido entre el Celta y el Real Madrid en febrero de 2017 por el estado de la cubierta de Río que se daño tras un temporal. Javier Pardo lamenta la ausencia de declaraciones de Mouriño tras la polémica por posponerse al duelo ante el conjunto blanco. “Lamento recordarle que su voz, como presidente del Real Club Celta, no se escuchó nunca públicamente en aquel debate”.

Por su parte, el concejal del PP, Miguel Fidalgo, subraya la “inseguridad e intranquilidad” de seguidores y peñas, que ya han pedido su reubicación en el estadio por miedo a “un nuevo Marisquiño” ante los desperfecto y el “estado lamentable” de las gradas de Gol y Marcador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*