La intensidad permite al Celta sobrevivir sin Iago Aspas

El "tour" del Celta lejos de Balaídos se salda con dos puntos en dos salidas complicadas como Granada y Getafe. El equipo de Óscar García sigue su camino hacia la salvación. Lo hace paso a paso. No corre, pero camina. Esa senda la recorre a través de la solidez defensiva y de un gen competitivo que ha permitido al cuadro celeste acumular cinco jornadas sin perder y seguir fuera del descenso.

La mejora del Celta es evidente. El club ha sabido paliar en el mercado de invierno los errores cometidos en la planificación del verano. El equipo vigués compite. Es un bloque. Muestra alma y una intensidad que le ha permitido salir con vida del feudo de un Getafe que es, sin duda, uno de los conjuntos más exigentes de LaLiga. Óscar García recuperó la defensa de tres centrales y a Bradaric como cinco. Arriba, pocas sorpresas. Santi Mina era el elegido para suplir la ausencia de Iago Aspas.

El conjunto vigués supo sostener a un cuadro azulón que es todo un experto en asfixiar a su adversario jugando con las líneas muy juntas. Óscar García no quiso ser un radical con su filosofía. Supo adaptarse. El Celta optó por los envíos en largo ante la presión en la salida que ejercían los de Bordalás. El cuadro celeste sufrió por tramos. Sobre todo en los primeros instantes de cada parte. De hecho, en la recta inicial del partido, Rubén Blanco firmó una de las intervenciones de la jornada con una espectacular mano que evitó el gol desde fuera del área de Arambarri.

El Celta también pisó área rival. Smolov estuvo a punto de cazar un buen centro al área, pero el ruso se quedó a centímetros de conectar su remate. El partido era una lucha constante. Una guerrilla en la que el Getafe suele sentirse cómodo. Bordalás pronto movía banquillo. Retiraba a Jorge Molina para dar entrada a Ángel, uno de los verdugos del equipo vigués. El delantero canario volvió a perforar el marco vigués, pero el gol se anuló por claro fuera de juego.

El duelo a intensidad estaba totalmente equilibrado. Ese era el primer paso para asaltar el Coliseum Alfonso Pérez. El segundo, el de la claridad en los metros finales, es la nueva cuenta pendiente de los hombres de Óscar García. Con el relevo de Rafinha Alcántara, muy castigado por las entradas del Getafe, el Celta perdió clarividencia en el ataque. Brais Méndez fue solidario en defensa, pero estuvo falto de ideas en ataque. Esa crisis creativa se notó en la recta final del choque cuando Arambarri vio la segunda amarilla en minuto 81. Óscar García apostó por refrescar su ataque. Toro Fernández y Pione Sisto ingresaban en el verde por Smolov y Mina, que se encaró con la grada cuando se dirigía al banquillo. Esa acción que permitiera conquistar el feudo azulón no llegó, pero el Celta sigue su camino hacia la salvación.

El encuentro de Getafe consolida esa mejoría. Cinco partidos sin conocer la derrota. El Celta regresa a su Balaídos, ante su gente, fuera del descenso y con argumentos que invitan a pensar en que no habrá un final dramático al finalizar el curso. Los de Óscar García también saben mantener esa dinámica sin Iago Aspas, su estrella. Al contrario del año pasado, el moañés no está solo como líder. Rafinha Alcántara y Jeison Murillo son los otros "comandantes" de un cuadro celeste que debe rubricar este buen momento el próximo sábado ante el Villarreal (21:00).

Ficha técnica del Getafe - Celta

Getafe: David Soria; Damián Suárez (Cabaco, 84'), Djené, Etxeita, Nyom; Arambarri, Maksimovic, Etebo (Kenedy, 70'), Cucurella; Mata y Jorge Molina (Ángel, 60').

RC Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Aidoo, Murillo, Araújo, Lucas Olaza; Bradaric, Okay, Rafinha (Brais Méndez, 62'); Santi Mina (Pione Sisto, 90') y Smolov (Toro Fernández, 70'). Expulsó a Arambarri por doble amarilla (82')

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano). Mostró tarjeta amarilla a Cucurella, Maksimovic, Jaime Mata y Damián Suárez mientras que por parte del Celta vieron cartulina amarilla Araújo, Hugo Mallo, Rubén Blanco, Smolov y Toro Fernández. Expulsó a Arambarri por doble amarilla (82').

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*