La guerra entre el Celta y el Concello no tiene vacaciones

Deficiencias en los asientos de la grada de Río Bajo // FOTO: RC CELTA

Concello de Vigo y Celta no debaten sobre "sillones". Su (enésima) disputa tiene como elemento principal los asientos de la reformada grada de Río Bajo. El gobierno local y el club de fútbol han intercambiado un cruce de correos electrónicos sobre las deficiencias de las butacas en una de las zonas más caras del estadio de Balaídos. La entidad que preside Carlos Mouriño habla de "desastrosa actuación" mientras que la institución que lidera Abel Caballero denuncia la "actitud de obstruccionismo" del Celta para mejorar el estadio de Balaídos.

¿NO TIENES EL SERVICIO DE ALERTAS DE WHATSAPP?
Saber todo lo que ocurre en Vigo y su área metropolitana es ahora más sencillo, rápido y directo.

Darme de alta <> Quiero saber más

El club de fútbol abrió las puertas del campo a representantes de las peñas para que comprobaran los desperfectos de la colocación de los asientos. Los hinchas constataron el escaso espacio entre las filas de los asientos, un factor que dificulta la comodidad en una grada que acaba de ser remodelada. No obstante, el Concello, en una carta que ha remitido al Celta, recuerda al club que "está pendiente la subsanación por la contratista las deficiencias detectadas por los técnicos municipales" con respecto a la distancia horizontal en 338 asientos de los 5.800 que componen Río Bajo, por lo que se prevé que los errores en la instalación sean subsanados.

Otros problemas que ha denunciado el Celta son la reducción del número de asientos y una nueva disposición, "lo que obliga a la reubicación de una gran cantidad de abonados, muchos de ellos con una gran antigüedad", destaca el club. El club que preside Carlos Mouriño argumentaba en un comunicado que desde el Concello se quería culpar al club de los errores surgidos en la instalación de los asientos de la grada. Tanto Celta como Concello coinciden en el nulo contacto del club deportivo en el seguimiento de las obras del estadio.

El Concello carga contra el Celta asegurando que una vez adquiridos los asientos podrán realizar su remodelación en ámbitos como la numeración o colocación que estimen oportunas aludiendo que en el momento en el que se les requirió "no hicieron observación alguna". Además, el mail, que está firmado por el concelleiro de Fomento Javier Pardo, afirma que el Concello es junto con la Deputación de Pontevedra los únicos que "han financiado el conjunto de la modernización del estadio, sin que por el Celta se colabore económicamente ni tan si quiera con el mínimo que firmaron en el convenio de remodelación de Balaídos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*