Las razones que han llevado a Iago Aspas al Mundial de Rusia 2018

Ya es un hecho. Iago Aspas ha consumado su sueño. El moañés estará en el Mundial de Rusia 2018. Forma parte de los 23 elegidos por Julen Lopetegui para recuperar el trono del deporte rey. La presencia de la estrella del Celta de Vigo no sorprende. Ha logrado ser un fijo en “la Roja”. No solo supo llegar al combinado nacional, sino que ha sabido mantenerse, ha alimentado ese anhelo de jugar la competición futbolística más importante demostrando que no era una moda.

En Metropolitano.gal es el momento de reflexionar. De no quedarse en la mera llamada de Lopetegui. Iago Aspas ha hecho méritos no solo para estar en el Mundial de Rusia. Ha dado razones para ser uno de los titulares en el once de una selección española que espera repetir ocho años después el resultado alcanzado en Sudáfrica. La factoría de A Madroa tiene una importante presencia en el ataque de España, que buscará reinar en el mundo con atacantes que, hace años, coincidieron en las instalaciones deportivas del Celta. Los goles que conducen a la gloria están en las botas de Aspas, Rodrigo y Diego Costa, sin olvidarnos del talento que emana de David Silva, el mago que debutó en Primera División con la zamarra celeste. Pero, ¿por qué Iago Aspas debe ser titular en la cita mundialista?

1 – Goleador nacional dos cursos seguidos

Iago Aspas ha revalidado el Trofeo Zarra. El moañés firmó un total de 22 dianas, una cifra superior a los dos de su compañeros de ataque en “la Roja” (Diego Costa y Rodrigo) y muy por encima del favorito de la prensa deportiva madrileña, Álvaro Morata. El moañés demostró que los registros goleadores de la pasada temporada no fueron una casualidad. Además, despejó cualquier debate. Actuó buena parte de esta campaña partiendo desde la banda, demostrándole a Julen Lopetegui que el morracense podría actuar con un “nueve” con un perfil similar al de Maxi Gómez. Qué nadie descarte ver al delantero gallego junto a Diego Costa en el Mundial de Rusia.

2 – Exhibición frente a Argentina

Iago Aspas lleva tiempo que tiene garantizado un puesto en la lista de 23. Entró en los planes de Lopetegui por una lesión de Diego Costa, pero, desde entonces, no se ha perdido ninguna convocatoria. Su última participación con España acabó por disipar todas las dudas que había sobre su presencia en la cita mundialista. Frente a Argentina, el moañés se asoció con Isco a la perfección para crear una sociedad que desdibujó a la Albiceleste (6-1) en una segunda parte memorable. El futbolista franquicia del Celta de Vigo trasladó el debate sobre su convocatoria a otro ámbito, el de si debe ser el “nueve” titular de España.

3 – Polivalencia

La versatilidad es un factor diferencial en el fútbol actual. Sobre todo en un goleador. Iago Aspas no es un nueve puro como Diego Costa. Es diferente. Su velocidad, su desborde y su finalización le convierten en un delantero centro correoso para el rival. Sus movimientos le convierten en un futbolistas muy difícil de marcar para los centrales del equipo rival. Además de como ariete, el de O Morrazo tiene una influencia total en el juego de ataque de su equipo. Es bueno en la asociación, en el regate y, sobre todo, es letal en los metros finales. Lo ha demostrado en el Celta y en “la Roja” ya firmó grandes actuaciones como la ya comentada con Argentina. El juego de Aspas es perfecto para la idea futbolística del combinado nacional. Sus condiciones también permiten al seleccionador contar con el moañés como posible revulsivo para las segundas partes.

4 – El bautismo en Wembley

El debut ante Inglaterra es el mejor resumen sobre cuál puede ser la aportación de Aspas en la Selección. El moañés revolucionó el encuentro. Fue la primera vez que su sociedad con Isco dio una alegría al combinado español. El futbolista del Real Madrid y del Celta de Vigo permitieron a “la Roja” salir con vida de Wembley (2-2). Aspas firmaba el estreno soñado. Daba su primer paso hacia el Mundial de Rusia, un camino que terminó de culminar con una espectacular temporada en su Celta de Vigo.

5 – Líder

Iago Aspas siempre aparece. Lo ha demostrado estas dos últimas campañas tanto en el conjunto vigués como en la selección española. No se arruga ante nada ni ante nadie. El moañés es un rebelde, un futbolista fabricado en la calle que se sobrepone ante cualquier adversidad. El gallego ha dejado su sello en los derbis ante el Deportivo y en los enfrentamientos ante los grandes de la competición como el Real Madrid, en la ida, o el FC Barcelona. Bajo la tutela de Lopetegui, Aspas también brilló frente a dos combinados de la talle de Inglaterra y Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*