Sierra Nevada, el refugio de Gustavo Rodríguez

21 días. Tres semanas de concentración en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada. Gustavo Rodríguez da los primeros pasos para convertir lo imposible en posible. El tudense hará triples sesiones de entrenamiento de hasta seis horas al día con triatletas de primer nivel como Fernando Alarza, Antonio Serrat, Joselyn Brea o Héctor Catalá. El gallego comienza a preparar la temporada 2019, la más exigente e ilusionante de su carrera deportiva.

Esta campaña, una lesión en el tibial de su pierna izquierda impidió al gallego acudir al Ironman de Malasia en busca de la clasificación para Kona. Tras ese contratiempo, Gustavo Rodríguez inicia la temporada 2019 con la vista puesta en varios y ambiciosos objetivos.

La clasificación para el Mundial Ironman de Kona 2019 sigue siendo la gran meta para el tudense y en la que se centrará durante la primera parte del curso. El proyecto Kona deberá convertirse en realidad durante esa época del año.

Pontevedra será la siguiente parada. La ciudad del Lérez acogerá en el mes de mayo el Mundial de Larga Distancia, una competición en la que Gustavo Rodríguez está clasificado al ser el actual campeón de España de la modalidad.

El tercer objetivo de la temporada y uno de los más especiales para el gallego es lograr durante 2019 el billete para los Juegos Paralímpicos Tokyo 2020 como guía del paratriatleta Héctor Catalá en la modalidad de paratriatlón en la categoría PTVI. El tudense debutaba como guía esta pasada temporada y lo hacía junto a Catalá logrando el tercer puesto en el Mundial que se celebró en Australia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*