Acusan a la Xunta de enviar material deteriorado y caducado contra el coronavirus

Los alcaldes y alcaldesas socialistas han denunciado esta mañana que el material enviado por la Xunta a los distintos concellos de la provincia es “ridículo, vergonzoso e insultante”. Los regidores denuncian que, a pesar del anuncio de la administración autonómica, los gobiernos locales recibieron un “paquetiño” con material “obsoleto, de pésima calidad e incluso caducado”.

Los regidores denuncian que el material de autoprotección se encuentra, en ocasiones, inservible, con algunas máscaras rotas, otras caducadas desde 2015 y guantes no estériles o de uso para peluquería. “Una auténtica tomadura de pelo en unas circunstancias tan dramáticas como las que estamos y en las que, una vez más, los ayuntamientos se están convirtiendo en la primera línea de batalla” destacan los regidores socialistas pontevedreses.

Los alcaldes y alcaldesas han pedido este miércoles “cooperación leal” de la Xunta de Galicia con los ayuntamientos en esta crisis sociosanitaria causada por el COVID-19 y se pregunta cuándo va a aprobar el Gobierno gallego una orden de ayudas económicas objetivas semejante a las acordadas por la Diputación de Pontevedra, que creó una partida con ayudas específicas por valor de 1,3 millones de euros y habilitó el adelanto del 100% de los 4,2 millones de euros de todos los programas sociales y de los 21 millones de euros de la recaudación tributaria del ORAL con un fondo de liquidez extraordinario.

En el área de Vigo y a modo de ejemplo, O Porriño recibió 150 máscaras, 1.600 guantes, unas gafas y dos garrafas de lejía; Tui, 100 máscaras y 550 guantes; O Rosal, 60 máscaras y 350 guantes; Tomiño, 100 máscaras y 650 guantes; A Guarda, 60 máscaras y 350 guantes.

“Casi era mejor que no hubieran mandado nada porque hay cosas que hay que tirar directamente a la basura y lo poco que vale da para un día o dos”, censuran los socialistas. De hecho, muchos de los concellos ya han adquirido o conseguido material por su cuenta en mejores condiciones y, sobre todo, en mayor cantidad. El malestar se agrava por el hecho de que los concellos de toda la provincia tuvieron que recoger el paquete en las delegaciones de Pontevedra y Vigo y firmar un acta de recepción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*