Baiona creará "sectores" en las playas y aplicará el sentido único peatonal en varias calles

Baiona, como uno de los municipios más turísticos de las Rías Baixas, inicia su preparación para la desescalada con el objetivo de convertirse en un destino seguro de turismo. Las playas son uno de los elementos centrales de la estrategia que prepara el gobierno municipal y que también afectará a la movilidad y a las terrazas, a las que pretende beneficiar.

El equipo de gobierno presentará este lunes, 11 de mayo, sus propuestas de desescalada y adaptación a la nueva normalidad a la oposición. El Concello trabaja con un calendario en dos fases, una inicial donde realizar diferentes pruebas piloto, que permitan evaluar las propuestas, y una segunda fase para su implementación definitiva.

En las playas, el alcalde, Carlos Gómez, propone la creación de sectores, que permitan mejorar la seguridad, el mantenimiento y la limpieza. Estos sectores estarían divididos por cintas. Sin embargo, se abre también la posibilidad de crear parcelas de 3x3, aunque el Gobierno prefiere evitar el modelo de Sanxenxo. “Queremos comenzar por sectorizar la playa y luego estudiar hasta qué punto se crean parcelas”, explica a Metropolitano el regidor. Estos sectores estarían separados por pasillos que los comunican entre ellos, con el acceso al arenal y a la orilla.

El Concello ha elegido para esta prueba la playa de A Ribeira, un arenal urbano y con mucha afluencia de público durante el verano. Es además más reducida que otras, como la de Ladeira, por lo que permite evaluar mejor las técnicas de control de aforo. El objetivo municipal pasa por comenzar las pruebas durante la fase 3, cuando se permite el uso de las playas. Será aproximadamente a mediados de junio, si se cumple el calendario. Una vez evaluada la idea y mejorada, el resultado se aplicará en el resto de arenales.

En cuanto a la movilidad urbana, el Concello propone aplicar el sentido único que se establece en la Arribada, y potenciarlo. Además de en el Casco Vello, se establecería un sentido peatonal de dirección única en el Paseo de Alfonso IX y en la calle Elduayen. “Con esta medida buscamos mejorar la seguridad para que las terrazas puedan ampliarse”, explica el regidor.

El Gobierno busca así “contribuir a la recuperación del sector de la hostelería que, junto al comercio local, es uno de los más duramente golpeados por esta crisis”. La ampliación de las terrazas permite que los establecimientos puedan mantener casi que el mismo número de mesas y que, al mismo tiempo, estas cumplan la distancia mínima de dos metros que establece la normativa “en un intento de minimizar el impacto que las normas de distanciamiento social tienen sobre este sector”.

No se puede olvidar, explica Gómez, “que estamos hablando de un de los enclaves turísticos más importantes de la provincia y de Galicia y, por lo tanto, debemos adoptar medidas extraordinarias de cara a mantener el nivel de excelencia que nos caracteriza extremando las medidas de seguridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*