Caballero rectifica y dice ahora que se podrá beber y “comer un sándwich” en las playas

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, rectificó esta mañana sus palabras del pasado domingo. Tras la polémica de los últimos días después de que se hiciera pública la prohibición de comer en los arenales vigueses, el Gobierno municipal cambia ahora de postura y permitirá beber y comer aperitivos y bocadillos.

El domingo, durante la presentación del despliegue del sistema de cuadrículas, el regidor vigués aseveró que no se podría comer en ninguna de las playas de Vigo. “Se desalojará” a quien lo haga, llegó a afirmar. Finalmente, Caballero ha rechazado aplicar esta tajante medida.

Esta mañana, el alcalde aseguró en rueda de prensa que “se va a poder tomar un sándwich, un bocadillo, una Coca-Cola o un agua”. “Claro que se puede, cómo no se va a poder”, aseveró Caballero. El domingo, el alcalde apuntaba: "a comer  los chiringuitos, a comer a casa".

Con todo, Caballero mantiene que se debe tener “especial cuidado y no dejar las migas allí”. Sí se mantiene la prohibición de comer en las mesas del arenal de Samil, que serán retiradas en los próximos días, según el plan del Concello. "Lo que no queremos que se hagan son esas excursiones que vienen y ocupan espacios y establecen su comida, este año no lo hagamos para facilitar la rotación", zanjó el regidor.

Así explicaba Caballero, el pasado domingo, la prohibición de fumar y comer en todas las playas:


 

3 comentarios

  1. 👏👏. Así SI. Rectificar es de sabios. Menos mal que el Sr. Caballero uso el sentido común. Gracias

  2. Alberto Blanco Llinares

    Y los fumadores? Nos siguen persiguiendo? A quién hacemos daño sl aire libre? Creo, en mi opinión, que este recorte continuo de libertades individuales, que no molestan a otros, son propias de gobernantes despóticos de tiempos pasados. Habrá que buscar otras playas de otros Concellos en que se respeten más las libertades individuales.

  3. Pues a mi me molesta el humo del cigarrillo, ademas me convierten en fumador pasivo.
    La mayoría bota las colillas a la arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*