Caballero resume once años de gobierno destacando el orgullo de ser vigués

Dos mandatos y tres años en la alcaldía o, lo que es lo mismo, once años en el gobierno de la ciudad más importante de Galicia. Con esta efeméride, el alcalde, Abel Caballero, enunció esta mañana ante las fuerzas vivas de la ciudad los logros que, a entender del gobierno municipal, han “revolucionado” Vigo.

En hora y media de speech, el regidor olívico, solo en el escenario, pero arropado por su equipo de concejales en la primera fila del auditorio municipal, enumeró una a una las políticas que su línea de gobierno ha implementado en esta década. La lista de éxitos se abrió con la “transformación física de la ciudad que suponen las humanizaciones”. Y no es para menos. El cambio en 900 calles de toda la ciudad, de un total de 1.700, es el sello distintito de este gobierno y posiblemente uno de los factores que lo alzó a la mayoría absoluta. En los últimos tres años 150 calles fueron humanizadas. “Zonas enteras de Vigo que llevaban medio siglo en la más absoluta de las desatenciones”, aseveró el alcalde. “También en las parroquias”, añadió el alcalde, las 26 humanizaciones en marcha y los tres millones de euros en asfaltados fuera del núcleo más urbano.

Entre los proyectos en marcha, se destacó la senda verde, de 3,6 kilómetros que transcurrirá por viejas vías de tren entre Urzáiz y Teis, el anillo verde, que se alza como un megaproyecto para una década que transforme la circunvalación verde de Vigo, o el carril bici entre Samil y Teis, de inicio inmediato.

Entre los “éxitos” de estos once años Caballero tampoco olvidó las turborrotondas, que han reducido drásticamente los accidentes, o la transformación de Vigo Vertical, con las rampas de Gran Vía como eje principal.

Ante la polémica de los últimos meses, con la movilización de la plataforma Salvemos la Gran Vía en contra de este proyecto, y la paralización parcial por parte de Patrimonio, dependiente de la Xunta, el alcalde volvió a apostar por un proyecto “que quieren parar, pero no lo conseguirán”. Caballero volvió a sellar su compromiso con las rampas mecánicas, que se extenderán también entre Praza de España y Praza América. “Algunos parecen que quieren ignorar que Vigo es una ciudad de montaña”, recriminó el alcalde a los que se oponen al Vigo Vertical en Gran Vía, a la vez que explicó que “doblaremos el número de árboles, instalaremos la pasarela mecánica para los que no pueden subir las cuestas y respetaremos íntegramente el bulevar para caminar con aceras humanizadas”.

Entre lo más aplaudido, la referencia al “comportamiento ejemplar de esta ciudad haciendo frente a los incendios”, el reproche a Feijóo por “querer llevarse al Celta a Mos”, la defensa de “tener el único albergue municipal de toda Galicia” o la firma del convenio de los accesos a la futura estación de Adif.

El alcalde destaco la reactivación de proyectos como la Biblioteca del Estado, la Biblioteca de Teis o la conexión directa del AVE a Madrid, hasta ahora, aseguró, “paralizadas” por el gobierno de Rajoy. En este sentido, el alcalde anunció que vuelve “a comprometer” el AVE directo a la meseta. La UNED, con sus 13 titulaciones en Vigo, o los 850 estudiantes que serán becados este año para estudiar inglés -frente a los 100 de 2008- son también “orgullo” del gobierno municipal.

Sin embargo, el gran logro de estas dos legislaturas y media es, para el alcalde, que “por primera vez en la historia nos sentimos como una ciudad. Sabemos que somos una gran ciudad y la compartimos juntos”. La intervención finalizó con la importancia de “tener el orgullo, identidad y raíces de ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*