Juanes detiene la lluvia en un concierto con “bonus track” en Vigo

Concierto de extremos en Castrelos. La lluvia que caía sobre Vigo sobre las 20:00 horas despertaban la incógnita sobre si la ciudad se reencontraría con la música de Juanes. Las precipitaciones disminuían a medida que se acercaba la cita. Minutos antes de las 23:00 horas, hora prevista para el recital, los paraguas eran los otros protagonistas en el auditorio vigués. El espectáculo era una realidad, pero muchos asistentes reclamaban con pitos la presencia de uno de los máximos exponentes del rock latino de las dos últimas décadas.

Juanes se hizo esperar. Tampoco tardó demasiado, pero la lluvia tiene esa virtud de hacer que el tiempo pase más y más despacio. Alrededor de las 23:10 horas, Castrelos se convertía por unos minutos en un cine al aire libre. El colombiano regalaba, posiblemente, la mejor intro del Vigo en Festas 2018, una proyección en la que el propio artista llegaba al escenario del auditorio vigués en una nave espacial. Lo audiovisual como telonero de lo musical. El colombiano no sorprendió. Abrió con “A Dios le pido”, uno de sus grandes éxitos y el tema con el que suele arrancar sus conciertos.

El público (y sus paraguas) ya estaban entregados al rock latino de Juanes. La diversión vencía a la lluvia. Mojarse era lo de menos. La prioridad era disfrutar de los ritmos y las letras de un artista que ya conoce, por experiencia, la magia y la singularidad de un lugar como Castrelos. En su última cita en el auditorio vigués hace siete años, el de Medellín también coqueteó con el mal tiempo. En esta ocasión, “detuvo” la lluvia un espectáculo en el que se mostró cercano en todo momento con el público.

Juanes se mostraba más que agradecido. “Os amo muchachos”. El colombiano vivía una velada especial. Cumplía 46 años. El público coreaba el “cumpleaños feliz” al de Medellín, que cada vez estaba más emocionado a medida que avanzaba el concierto. El músico mostraba también su lado más romántico. Su gira “Mis planes son amarte” es una declaración de intenciones. Sus fans pudieron escuchar su último “single”, “Pa dentro”.

La locura se desató en lo que parecía la recta final del espectáculo con “Mala gente” y “La camisa negra”. Juanes ya había conquistado al público. Lo hizo con su música y ganando su particular batalla al cielo de Vigo. “Me enamora” era el último tema antes de un “bis” que nos quedará grabado en la memoria de las miles de personas que desafiaron los elementos y abarrotaron el Auditorio de Castrelos.

Juanes regresaba con “Volverte a ver”, otro de los himnos de su carrera musical. Sin embargo, el rock dejaba paso a una versión mucho más intimista. El colombiano se saltaba el guión inicial. Interpretaba “La luz”, uno de sus temas más movidos, una canción que hizo vibrar a Castrelos y en la que la lluvia inicial dio paso a una lluvia de confeti, un final espectacular para uno de los conciertos más multitudinarios del Vigo en Festas 2018.

Lo que pasó a continuación fue, seguramente, la fiesta de cumpleaños de Juanes. Decenas de personas ya estaban fuera del auditorio cuando el colombiano regresaba al escenario. “Ustedes están locos”, exclamaba. El de Medellín tampoco quería irse. Era un día especial para él y quería compartirlo con sus fans. “Gotas de agua dulce” era el inicio de un nuevo “bis”, una “propina” que prolongó el reencuentro de Juanes con Vigo a más de las dos horas. El colombiano despedía su cita con un tema en inglés, una velada en la que el de Medellín demostró que el amor y la música son capaces de hacer cosas imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*