El sistema de agua salada en las piscinas de Samil no estará listo hasta “final de temporada”

El nuevo tratamiento por agua salada para las piscinas situadas en Samil se hará esperar. El cambio de las actuales depuradoras por cloración a otras que emplean el agua salada para desinfectar las piscinas no estará completamente operativo hasta, al menos, final de verano.

El Concello comenzará en los próximos días el proceso de renovación que implicará cerrar de forma escalonada cada una de las piscinas para poder llevar a cabo la nueva instalación. La novedad se circunscribe a un nuevo sistema que emplea el tratamiento por electrólisis salina (agua salada) para convertir la sal disuelta en el agua en cloro natural mediante una corriente eléctrica. Con este novedosos tratamiento se evita el agua clorada y sus riesgos añadidos de concentración excesiva de sustancias químicas debido a la evaporación, además de posibles irritaciones en la piel de personas sensibles.

Aunque el alcalde de Vigo, Abel Caballero, evitó dar una fecha exacta de cuándo entrarán en funcionamiento de forma global, sí aventuró que “hacia final de temporada confío en que alguna ya esté en funcionamiento”. ¿Cuándo es el final de temporada? “En este verano largo que tenemos llega hasta octubre e incluso parte de noviembre”, aseguró el regidor vigués para rematar que “ahora el verano de Vigo ya lo conectamos con la Navidad”.

El tratamiento por agua salada de las piscinas permitirá, además de eliminar productos químicos nocivos, mejorar la calidad del agua y ahorrar en su consumo diario. Esta mejora supone para el Concello de Vigo una inversión de 53.584 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*