Ingeniería gallega para poder convertir gafas de buceo en respiradores

La firma Lupeon, empresa especializada en ingeniería y fabricación aditiva, en colaboración con ingenieros del ámbito industrial del centro de investigación Cintecx-UVigo y Asime, se suma a la lucha contra la COVID19 con el desarrollo de adaptadores con impresión 3D para convertir máscaras de buceo en dispositivos de respiración para pacientes con coronavirus y en equipos de protección individual para personal sanitario y asistencial a ancianos y personas dependientes. La empresa localizada en el polígono de Porto do Molle, en Nigrán, desarrolló esta tecnología en colaboración con la institución académica viguesa y Asime, que están impulsando diversas iniciativas solidarias como la Plataforma Galicia Escudo- COVID9, para la producción de diversos materiales de protección contra el coronavirus.

Por su parte Dativic, empresa hermana de Lupeon, se encarga de la logística, acumular material y distribución, mientras que Lupeon desarrolla las soluciones de ingeniería. “Desarrollamos estos bifurcadores y trifurcadores, en colaboración con la UVigo y Asime, basándonos en artículos científicos. Lo llevamos a cabo con material biocompatible y validado para utensilios quirúrgicos, y la producción se hizo en máquinas de última tecnología”, explica Luis Mandayo, director general de Lupeon. Mandayo señala que desde Dativic se hizo desde hace semanas recopilación de material necesario para atajar esta crisis y a día de hoy varias de estas piezas producidas por Lupeon ya están en hospitales gallegos y residencias, donde están siendo examinadas y esperando validación.

Compromiso con la sociedad en una situación de crisis

Desde la Universidad de Vigo y Asime se incide en el carácter solidario de este proyecto. “Ingenieros del ámbito industrial pertenecientes al centro de investigación Cintecx- UVigo colaboran estrechamente con Lupeon y Asime con el objetivo de optimizar los diseños y procedimientos para que estos sean el más eficientes, útiles y seguros posibles”, señalan desde la Universidad de Vigo, que incide que su implicación en esta iniciativa, “ responde a nuestro compromiso con la sociedad en esta situación de crisis , que recordemos es uno de nuestras deberes”.

Por su parte, Enrique Mallón, secretario general de Asime, asegura que “el gran valor de esta solución es el material empleado y las máquinas y sistemas con los que se fabricaron. Desde Asime y la UVigo estamos apoyando institucionalmente y coordinando técnicamente este proyecto que es solidario y y en el que se hizo un grande esfuerzo por parte de Lupeon y Dativic”, explica Mallón, que aclara que Asime valida estas innovaciones, que espera reciban pronto la homologación sanitaria, y “creemos que Galicia y España deben aprovechar este esfuerzo que se hizo de manera desinteresada para combatir esta pandemia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*