Vigo despide una Navidad para el recuerdo

Va a ser verdad que todo lo bueno se acaba. La Navidad de Vigo no podía escapar a esta máxima. La ciudad olívica decidió reinventar la fiesta. En esa combinación entre tradición y modernidad, Abel Caballero decidió prolongar la Navidad que ha conquistado España (tal y como apunta la encuesta realizada por Telecinco) hasta este domingo 13 de enero. Los empresarios instaron al regidor vigués a hacerlo durante todo el mes de enero. Pero era exagerado. El alcalde olívico abogó por una decisión salomónica, una postura que, según avanzó hace unos días en una comparecencia, hará que las fechas de la Navidad de Vigo “queden institucionalizadas” en un período similar al de este año. De hecho, Caballero ya anunció que las luces del próximo año se encenderán el 23 de noviembre.

La despedida de la Navidad de Vigo volvió a ser multitudinaria. La urbe gallega fue un punto de encuentro en estas fiestas. Durante 50 días, turistas procedentes de otros puntos de Galicia, del resto de España o de Portugal contemplaron una ornamentación que se convirtió viral desde la recta final del verano. A falta de conocer el balance final de la campaña navideña, Porta do Sol recibió de nuevo a miles y miles de personas para poner el punto y final a una Navidad que Vigo recordará para siempre.

El domingo 13 era una jornada cargada de nostalgia para los más navideños. Alrededor de las 18:00 horas se encendían las luces de la Navidad. Sería su última vez hasta que lo vuelvan a hacer a finales de noviembre. Poco después, el corazón de Vigo se preparaba para otorgar el último adiós a la Navidad. Broken Peach amenizaba la fiesta. El grupo vigues, que ya fue el encargado de inaugurar las luces del Centro Comercial A Laxe el pasado 25 de noviembre, fue el encargado de “telonear” el acto con el que Abel Caballero iniciaría la cuenta atrás que apagaría el alumbrado que iluminó durante 50 días más de 300 calles de la ciudad.


Te puede interesar: El himno reguetonero de la Navidad de Vigo


A las 20:00 horas se vivió otro de los momentos más emotivos. Las miles de personas que hicieron pequeña Porta do Sol asistían al último pase del espectáculo lumínico-musical del árbol de Navidad. Sonaba por última vez el “Happy Christmas” de John Lennon y uno de los temas principales de la BSO de Piratas del Caribe. La Navidad de Vigo ya era historia. El cierre se confirmó cuando Abel Caballero apretó dio las gracias a las vecinas y vecinos de Vigo “porque gracias a vosotros mucha gente eligió Vigo como su lugar de la Navidad”. El regidor vigués terminó su discurso en inglés. No podía ser de otra forma. Su mensaje fue de nuevo para el alcalde de Nueva York, del que aseguró que ya sabe que la mejor Navidad del mundo es la de Vigo. El árbol y la ornamentación se han apagado. Lo vivido en estos 50 días permanece en nuestra memoria. Sin embargo, Vigo ya pone fecha al inicio de la próxima Navidad, el 23 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*