Retro Galicia dice adiós a su edición más viguesa

Los amantes a los vehículos clásicos procedentes de toda Galicia, de otras autonomías y del norte de Portugal llenaron de gran ambiente el pasado fin de semana la novena edición del Salón Retro Galicia.

La cita terminará con un balance de asistencia superior a los 20.000 visitantes según los cálculos de la organización, lo que certifica el buen momento de esta feria, con destacadas sorpresas cada año en la zona de exposición y con un programa de actividades que se hace ameno para el público.

Este año la muestra de vehículos clásicos gallega contó con muchas referencias a Vigo, lo que además redundó en una mayor satisfacción de la afición y del público local.

Especialmente emotivos fueron actos como el homenaje a Chano Carrera y Manuel Sanjurjo, pilotos que figuran entre los pioneros del automovilismo gallego y con un destacado historial de pruebas entre sus manos, la exposición del autobús Cometa, en la retina de buena parte de los asistentes por pertenecer a la flota con la que hace 50 años se viajaba en transporte público en Vigo.

Otro de los encantos de Retro Galicia fue la exposición homenaje a Citroën como celebración del centenario de la firma francesa, con 22 noches presentes, en los que fue un perfecto recorrido por la historia de este grupo en el siglo XX. Modelos como el Citroën Ligero 11, su sucesor el DS o “tiburón”, el VISA, CX, SM, o el 2 CV, con un modelo especial 4×4 de este último, el Sahara Bimotor, entre otros muchos.

Pero además la afición centró su atención en un espectacular stand con la presencia de los míticos coches del Grupo B de rallies, con hasta 12 unidades, con modelos tan valorados como el Lancia Delta S4, Ford RS200, Peugeot 205 T15, Porsche 959, Audi Quattro S1, MG Metro 6 R4, Lancia Rally 037, Ferrari 308 GTB, R5 Maxi Turbo, BMW M1 o Taibot Sunbeam Lotus.

Esta ha sido una de las colecciones más completas exhibidas en certámenes de este tipo en nuestro país, lo que fue muy valorado por los visitantes a la feria, muchos de ellos procedentes de Portugal.

Otra actividad reseñable de esta edición fue el Rally de Primavera, con 44 unidades inscritas de múltiples modelos, que aportaron colorido a las carreteras locales durante la jornada del sábado y en el parque cerrado posterior.

También dejó huella la presentación de la Harley-Davidson La Clandestina 2, que representa a la comunidad gallega en el concurso mundial de customización de la empresa, y que ha sido realizada por el concesionario en Galicia, con sede en la ciudad.

Finalmente, la celebración de los 50 años del SEAT 1430 no pasó desapercibida para los aficionados que contemplaron con curiosidad este modelo que encandiló a los españoles de los años 70.

El director del certamen, José Enrique Elvira, señaló que “esta edición que termina ha sido un buen ejemplo de que en Galicia hay muchos aficionados a los vehículos clásicos y de que existen grandes coleccionistas, lo que vaticina una larga vida a Retro Galicia”.

Elvira expuso que “la feria de este año ha sido especialmente emotiva por la abundante cantidad de símbolos relacionados con Vigo y eso se ha notado entre los asistentes, que además han elogiado en las redes sociales la calidad de los coches y motos traídos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*