Vigo Baleiro, la iniciativa que denuncia el Vigo del abandono

Más de un tercio del casco urbano vigués inventariado, casi 200 fotos publicadas en Instagram y medio centenar a la espera de ver la luz. Estos son los números del proyecto Vigo Baleiro, que comenzó en 2016 y busca hacer un inventario de inmuebles y parcelas abandonados de la ciudad olívica con el objetivo de “visibilizar el problema de la especulación en las viviendas”, según los tres impulsores de la idea. Tienen previsto acabar su estudio en 2020 y publicar todas las imágenes en un libro.

Media ciudad está vacía pero como son unas pocas casas en cada calle no lo notas. La idea es juntarlas todas para que se vea la dimensión del problema”, explican, a lo que añaden que esta situación “se debe a las consecuencias que se vienen arrastrando del fin de la burbuja inmobiliaria y la ley del suelo de 1998 sumado al urbanismo anárquico de Vigo”. La Panificadora, la Artística y el Barrio do Cura son los tres lugares de la ciudad cuya situación más ha llamado la atención a los responsables de la iniciativa, unos espacios a los que se añaden muchos otros ubicados en Travesía, Ribadavia, Coia, Carballa, Seara o Espedrigada.

“Vigo es una ciudad que se permite el lujo de que más de 600 inmuebles estén vacíos. La especulación puede llegar a afectar a nuestro patrimonio histórico e industrial y hay que pensar más en reaprovechar espacios y no en tirar para volver a construir”, aseguran.

Instagram como escaparate

Vigo Baleiro es un proyecto que se visibiliza principalmente a través de Instagram, “una red social muy cómoda y rápida a la hora de publicar y editar fotos”, cuentan los integrantes de Vigo Baleiro, cuya cuenta suma ahora mismo unos 180 seguidores con “un feedback muy bueno”.

Publicidad

“Los cambios vienen de abajo a arriba, de la sociedad a los políticos”, concluyen con optimismo y mirando al futuro, donde ya tienen programadas varias acciones de paste up (técnica de arte callejero basada en la composición de imágenes y textos sobre una superficie para que ese material sea trasladado a una estructura) en espacios abandonados para promover una reflexión crítica sobre estos lugares a vecinos y visitantes de Vigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*