Vigo contrata un cátering para reforzar su servicio de reparto de comida a domicilio

La crisis sanitaria del coronavirus está causando unas duras secuelas económicas. Los sectores más vulnerable. La batalla al virus COVID19 está siendo dura más allá de las preocupantes cifras de fallecimientos. Las consecuencias de la pandemia afecta a los sectores más vulnerables de la sociedad. Vigo intensifica desde el pasado 14 de marzo su labor social. De hecho, la avalancha de peticiones de comida ha provocado que el Concello contrate un cátering que refuerce los comedores sociales para poder alimentar a 500 personas con pocos recursos económicos que se están beneficiando de este servicio.

El alcalde de la ciudad olívica señaló en la rueda de prensa celebrada este mediodía que desde los comedores sociales no son capaces de hacer comida para tantas personas. El máximo es de 400, por lo que el Concello ha decidido contratar una firma de cátering para ofrecer comidas a los 100 vigueses restantes.

Abel Caballero, que reconoció que la empresa de cátering será viguesa aunque no quiso desvelar su nombre, apuntó que el formato de entrega de la comida se mantendrá como hasta ahora. Es decir, el servicio de reparto de comida será el encargado de llevar los alimentos a las personas más necesitadas. 400 productos se prepararán en los comedores sociales mientras que los 100 restantes los llevará la empresa de cátering. El objetivo de esta medida era evitar aglomeraciones en los comedores sociales de la ciudad. El regidor vigués ha reiterado que toda aquella persona que esté sufriendo problemas económicos llame de inmediato al teléfono 010.

El servicio de cátering empezará a operar el próximo lunes 6 de abril. El regidor vigués también informó en la rueda de prensa telemática celebrada este mediodía que desde el 16 de marzo el albergue municipal despachó un total de 3.254 comidas.

Por otro lado, el alcalde de la urbe gallega desveló que ya tienen decidido qué polideportivo se habilitará como albergue municipal. Caballero señaló que ya se han conseguido tanto los camastros como todo el material necesario para abrir este nuevo espacio para las personas sin horas. No obstante, su funcionamiento se ha paralizado al haber once espacios disponibles en el pabellón de O Berbés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*