El equipo de la UVigo Motorsport sigue trabajando en las mejoras de su nuevo monoplaza

A finales de enero, UVigo Motorsport, la escudería integrada por 34 alumnos y alumnas de diferentes facultades y escuelas, lograba el tercer mejor resultado de las 148 universidades participantes en el examen clasificatorio para la Formula Student Germany. No obstante, el monoplaza en el que trabaja este grupo de alumnos y alumnas no rodará este verano en el circuito alemán de Hockenheim, después de que la situación provocada por el COVID19 obliga a la suspensión de la competición automovilística universitaria. “Nos da pena porque iba todo muy bien, pero surgió lo que surgió y seguimos trabajando a pesar de que las competiciones se cancelasen”, destaca Manuel Diz, responsable del departamento de marketing y organización de la escudería.

De hecho, en estas semanas de confinamiento, el trabajo continúa para los alumnos y alumnas del UVigo Motorsport, que, ante la imposibilidad de completar el proceso de fabricación de su nuevo monoplaza, el UM20, aprovechan este período para “hacer sobre todo una puesta a punto de aspectos que en otros momentos quedaban más apartados”, explica Diz. “Nuestra idea es avanzar ahora todo lo que se pueda en lo que no requiera fabricar o trabajar en el taller y, cuando volvamos, dedicarnos solo a eso”, apunta el representante de UVigo Motorsport, que ve también en este percance una oportunidad para “mejorar las prestaciones” del monoplaza. Desde sus casas, las y los integrantes del equipo se centran en estas semanas en aquellos trabajos que conforman las “pruebas estáticas” del vehículo, como son las de la optimización y evaluación de los diseños, la evaluación de costes o el desarrollo del plan de negocio.

Un parón tras un gran arranque de año

En la que iba a ser su sexta temporada compitiendo en la Formula Student, la escudería viguesa logró su mejor resultado en un examen clasificatorio, el que a finales de enero realizaron, de manera simultánea, los equipos de 148 universidades para participar en la prueba que debería celebrarse en Alemania. “La verdad es que estábamos muy contentos, porque es la competición de referencia en Europa y quedar terceros nos iba a permitir ser los terceros en todo y empezar antes las pruebas”, señala Diz de un éxito al que se sumó la clasificación para la Formula Student Spain, la prueba que estaba previsto que se celebrara en el circuito de Montmeló, donde el pasado año UVigo Motorsport consiguió el noveno puesto en la prueba de Endurance, el mejor resultado en competición hasta la fecha para la escudería impulsada en 2014 por estudiantes de la Escuela de Ingeniería Industrial.

De manera paralela, el equipo integrado en la actualidad por alumnado de diferentes escuelas de ingeniería, junto con estudiantes de titulaciones como Economía y Administración y Dirección de Empresas, así como por alumnado de centros de otros campus, como las escuelas ourensanas de Ingeniería Informática e Ingeniería Aeronáutica y del Espacio y la pontevedresa facultad de Bellas Artes, continuaba trabajando en su nuevo monoplaza. De hecho, en su plan de trabajo estaba previsto que este mes de abril se llevara a cabo a fabricación del chasis y la aerodinámica del que iba a ser el UM20, una vez “a mayoría de las piezas estaban ya mecanizadas”, lo que suponía un adelanto con respeto a la años anteriores, reconoce Diz. Así y todo, el equipo, que cuenta con la colaboración de cerca de medio ciento de empresas y patrocinadores, mantiene su objetivo de completar la fabricación y presentar lo que será el sexto monoplaza de su historia una vez concluido el confinamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*