Iago Aspas ya tiene su estadio: "Es un sueño cumplido”

Iago Aspas sigue inmerso en una nube. Su regreso al Celta, el equipo de sus amores, ha sido, sin duda, la mejor decisión de su vida. En cuatro años, el moañés ha tenido dos hijos y en el ámbito futbolístico ha logrado ser internacional con España y encadenar tres Trofeos Zarra. Casi nada.

¿NO TIENES EL SERVICIO DE ALERTAS DE WHATSAPP?
Saber todo lo que ocurre en Vigo y su área metropolitana es ahora más sencillo, rápido y directo.

Darme de alta <> Quiero saber más

Este domingo, Aspas vive otro día especial. El campo de O Casal, en su Moaña natal, ya lleva su nombre. El acto comenzó a las 19:15 horas, donde el jugador franquicia del Celta y posiblemente el mejor futbolista de la historia del equipo expresó su emoción por este homenaje en el que estuvieron presentes los miembros de su peña, sus compañeros del Celta y autoridades como la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, el secretario Xeral para o Deporte, José Ramón Lete Lasa, o el presidente del Celta, Carlos Mouriño.

El acto continuó con la entrega de una placa a Aspas. El campo ya luce su nueva denominación en la grada. Es el hecho que consolida el carácter inmortal del “diez” celeste. “Iago Aspas Juncal - O Casal” es la casa del fútbol, el hogar que el deporte rey tiene en esta localidad morracense que vio nacer, crecer y consolidarse a uno de los astros del fútbol español.

La jornada siguió con el saque de honor realizado por la madre de Iago Aspas, María Juncal, que estuvo emocionada durante todo el acto.

La fiesta tributo a Aspas continúa con el amistoso disputado entre el Celta B y el Club Deportivo Moaña, un amistoso en el que Aspas jugó con el filial celeste los primeros diez minutos del segundo tiempo. Con la segunda equipación y el “10” a la espalda, el “Príncipe de las Bateas” estrenó su propio estadio. El moañés fue despedido con la ovación de toda la grada.

De poco importaba el esfuerzo realizado hace unas horas en el encuentro ante el Lille (1-0). Aspas disfrutaba de su fiesta, de ese homenaje que le brindó su gente, esas vecinas y vecinos que siempre estuvieron con él antes de convertirse en una de las estrellas de LaLiga y el delantero de La Roja. Él lo corresponderá participando en el primer partido que se disputa en su estadio.

Aspas siempre ha mostrado su pasión por Moaña. En la prensa nacional, cuando empezaba a destacar en Primera, el céltico siempre dejó claro que era de Moaña. Nada de Vigo. Esa ha sido su grandeza, su naturalidad. Sus vecinos han querido corresponder ese cariño poniéndole su nombre al estadio del municipio morracense.

Las 600 invitaciones para asistir a la inauguración del campo “Iago Aspas Juncal-O Casal” se agotaron. La grada estuvo abarrotada entre familiares, amigos e integrantes de la peña del futbolista. También una representación del Celta fue testigo de la fiesta de su jugador franquicia. Pese a llevar varios días agotadas las invitaciones, moañesas y moañeses acudieron al estadio para seguir tanto los actos como el amistoso en el que Iago Aspas mostró su magia con el balón en el campo de su Moaña, desde hoy su estadio. Un reconocimiento que solo tienen los más grandes.

GALERÍA DE FOTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*