Miguel Cardoso vio la Copa como un medio y no como un fin

El sueño de la Copa del Rey se esfuma demasiado pronto. Miguel Cardoso decidió priorizar la Liga. El entrenador portugués optó por dar minutos a la segunda unidad ante una Real Sociedad que creyó más en la competición del KO. El conjunto vigués no cuajó una mala actuación, pero la falta de finalizadores en los metros finales -se notó la ausencia de Maxi Gómez y Aspas– y dos zurdazos de Oyarzabal y Januzaj en la primera mitad acaban noqueando al cuadro celeste (2-0).

Examen al fondo de armario

Miguel Cardoso decidió usar la Copa del Rey como un medio y no como un fin. Posiblemente desconozca la ilusión que la afición tiene depositada en la competición del KO. Tiró de pragmatismo. Dio minutos a los futbolistas menos habituales. Solo faltó incluir a Nemanja Radoja. El entrenador portugués incluso hizo “remiendos” tácticos para poder darle la titularidad a hombres como Roncaglia, Mazan, Cabral, Kevin, Hjulsager o Emre Mor. Fue un guiño al grupo. Esa apertura del armario no ha dado resultado. La prueba salió mal y el Celta se despide demasiado pronto de la Copa del Rey.

Cobardía en la pizarra

No se reduce a la apuesta por una defensa de tres centrales. Miguel Cardoso ha priorizado la Liga. No quiere sustos ni urgencias. Sin embargo, el entrenador portugués estuvo cobarde en su planteamiento ante la Real Sociedad. Vio la Copa del Rey como quien cubre la Quiniela o el Euromillón. Decidió llevar hasta el extremo ese mensaje de que lo importante es el colectivo. Optó por rotar. Y el peaje fue caro. La ausencia de Iago Aspas y Maxi Gómez dejaron al conjunto vigués sin definición. Hjulsager, Sisto y Emre Mor destacan por su movilidad, pero Miguel Ángel Moyá apenas tuvo trabajo en todo el encuentro. El gran lunar de Cardoso en el choque copero fue la apuesta continua por una línea defensiva de cinco. No quiso arriesgar. Tiró una moneda al aire y, desgraciadamente, salió cruz.

Dos zurdazos que fulminan la ilusión por la Copa

Hace un año fue Messi. Casi doce meses después, dos zurdazos apagan la ilusión por emular los torneos firmados en los dos últimos años de la etapa de Eduardo “Toto” Berizzo. Oyarzabal y Januzaj fueron los verdugos del equipo vigués en la presente edición del KO. Antes de la media hora, el conjunto “txuri urdin” encarrilaba la eliminatoria frente a un cuadro celeste que notó demasiado en falta la ausencia de dos de sus estrellas, Maxi Gómez y Aspas.

Sin tiempo para la reacción

Miguel Cardoso lo intentó dando entrada a Maxi Gómez y a Iago Aspas. La Real Sociedad cedió metros ante el peligro que crean el uruguayo y el moañés. Sin embargo, una de las mejores parejas goleadoras del fútbol europeo no pudo dejar huella en Anoeta. No hubo remontada en la eliminatoria. Con casi media hora no basta para estar en el bombo de los octavos de final de la Copa del Rey.

Buena imagen de Okay

El turco era la baza táctica de Miguel Cardoso para dar el golpe en Anoeta. El “5” celeste era el encargado de recuperar el esférico y de darle velocidad a la circulación del balón. Además, el otomano incluso acabó protagonizando alguna llegada al área interesante que puso en aprietos a la zaga txuri urdin. Al final, en ese reparto de minutos que ha diseñado el preparador luso en la competición del KO, Okay Yokuslu abandonó el terreno de juego diez minutos después de la reanudación. La buena noticia es que su nivel mejora. Uno de los fichajes del pasado verano continúa su consolidación en el once celeste y va camino de ser uno de los líderes de la sala de máquinas del conjunto vigués.

Ficha técnica de la Real Sociedad – Celta

Real Sociedad: Moyá; Zaldua, Le Normand, Héctor Moreno (Elustondo, 75′), Theo Hernández; Illarramendi, Zurutuza (Zubeldia, 52′), Oyarzabal, Januzaj (Mikel Merino, 83′), Juanmi y William José.

RC Celta: Sergio; Kevin, Roncaglia, Cabral, Junior Alonso, Mazan; Okay (Jozabed, 56′), Fran Beltrán; Emre Mor (Maxi Gómez, 58′), Pione Sisto y Hjulsager (Iago Aspas, 70′).

Goles: 1-0: Oyarzabal (10′); 2-0: Januzaj (27′).

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*