Vigo acoge este sábado un showcooking sobre cocina con algas

Investigadores de la Universidade de Vigo en colaboración con el Mercado del Progreso, el Concello de Vigo y el Parque Nacional Marítimo Terrestre das Illas Atlánticas de Galicia celebran este sábado 29 de junio un original evento divulgativo para todos los públicos en el que cocina y mar irán de la mano. De 12.30 a 14.00 horas, el Mercado del Progreso acogerá un showcooking en el que las algas se convertirán en el producto estrella de las preparaciones.

En este evento, el reconocido chef gallego Iván Méndez maridará algas y cocina con divulgación científica en una actividad en las que las recetas tradicionales se mezclarán con nuevos y sorprendentes ingredientes. En los últimos años, las algas han ido ganado peso en la cocina y conquistando los paladares de las personas y los fogones de los grandes chefs, que cada vez utilizan más estas verduras de mar en sus creaciones.

En esta ocasión, además, mientras Iván Méndez prepara sus platos varios investigadores e investigadoras del proyecto contarán algunas curiosidades sobre las algas, la tecnología aplicada para su monitorización.

Todas aquellas personas interesadas en participar podrán hacerlo acercándose a la planta baja del Mercado del Progreso. El showcooking, dirigido a todos los públicos, será de entrada gratuita.

El evento se desarrolla en el marco del proyecto Alganat2000, en el que participan once investigadores e investigadoras de los grupos de Ecología Costera y de Geotecnologías Aplicadas de la Universidade de Vigo.

A través de este proyecto, un equipo de investigadores e investigadoras cuantifican y evalúan el estado fisiológico de varias macroalgas in situ utilizando cuadrículas, mientras que un dron realiza la documentación cartográfica de la zona de estudio a partir de las imágenes tomadas por una cámara multiespectral. Por último, se desarrollará una aplicación informática que permitirá, a través del procesamiento de imagen, analizar la distribución y abundancia de las macroalgas y su estado fisiológico. Esto supondrá una disminución del coste de los muestreos de campo, una gestión global del espacio natural, una mejoría en la frecuencia temporal de muestreo y la integración de todos los datos en sistemas de información geográfica que se pueden nutrir de otro tipo de datos geoespaciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*