Elisa y Marcela, el esperado film de Isabel Coixet, se estrena en los Multicines Norte

"Elisa y Marcela", la película de Isabel Coixet producida por la compañía compostelana Zenit TV con el apoyo de la Xunta de Galicia, llega este fin de semana a las salas de cine después de su presentación en la Berlinale. La película se estrena este mismo viernes 24 de mayo en seis cines gallegos, además de los pases previstos en Madrid, Barcelona y Málaga. En Galicia, las salas que proyectarán la película son Multicines Norte, en Vigo; Numax, en Santiago; Cantones, en A Coruña; Cines Xunqueira, en Cee; Cinexpo, en Pontevedra; y Cines Pontevella, en Ourense. En la plataforma digital Netflix se estrenará el 7 de junio.

¿NO TIENES EL SERVICIO DE ALERTAS DE WHATSAPP?
Saber todo lo que ocurre en Vigo y su área metropolitana es ahora más sencillo, rápido y directo.

Darme de alta <> Quiero saber más

El film cuenta la historia de las dos mujeres que se casaron en A Coruña en 1901 —en el considerado como primero matrimonio homosexual de España— y está protagonizada por Natalia de Molina y Greta Fernández. Junto a ellas, completan el reparto nueve actrices y actores gallegos: María Pujalte, Tamar Novás, Sara Casasnovas, Roberto Leal, Manuel Lourenzo, Luisa Merelas, Mariana Carballal, Elena Seijo y Cova Verdiñas.

La historia real narra el romance de estas dos mujeres desde que se conocen en la escuela donde trabajaban. Tras una relación que mantienen en secreto, los padres de Marcela comienzan a sospechar y deciden enviarla al extranjero un par de años. Cuando vuelve, el reencuentro es pura magia. En ese momento, deciden que compartirán su vida juntas para siempre. Con el objetivo de escapar de las ataduras sociales y de los chismes, la pareja desarrolla un plan: Elisa se marchará un tiempo para volver disfrazada como Mario y casarse con Marcela. Sin embargo, nada será sencillo en este amor prohibido.

Elisa y Marcela, producida por Netflix, fueron además pioneras 100 años después. Tras ser la primera pareja homosexual en casarse en España, la película se convirtió en la primera producción de Netflix en competir en la Sección Oficial de la Berlinale.

Las secuencias rodadas en Galicia se grabaron en parajes repartidos por las provincias de Ourense (Boborás, Pazos de Arenteiro, Moldes y Celanova) y de A Coruña (San Xulián de Bastabales, Praia da Aguieira y montes de Portosín y Luaña). Según explica la productora, la película generó más de 1,5 millones de euros en la contratación de equipos y profesionales del sector audiovisual gallego. Contó con un presupuesto que supera los 1,6 millones a los que contribuyó una subvención de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic) de 240.000 euros. La grabación supuso 13 jornadas de rodaje en Galicia, de un total de 23, lo que equivale a más del 56% del período de grabación. Durante este tiempo, se contrató a más de 200 personas entre personal artístico, técnico y de figuración en 191 convocatorias de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*