Festival de Cans y el triunfo del séptimo arte

Desfile de chimpíns con Wyoming como protagonista // ALBERTO PÉREZ BARAHONA

Si naciera ahora podría decir que el Festival de Cans eran un buen "troleo" del glamour y cierto postureo del de Cannes. El evento supo aprovechar esa similitud fonética para consolidar en el calendario de festivales de referencia de cine a nivel nacional y montar una gran fiesta alrededor del séptimo arte. Cans y Cannes están unidas por el séptimo arte. Incluso comparten premiados (véase Oliver Laxe) y a nadie le sorprende ya ver a referentes del cine actual como Fernando Trueba, Isabel Coixet o Rodrigo Sorogoyen en el festival del "agroglamour".

El Festival de Cans cerró esta madrugada una nueva edición. En plena adolescencia, el evento está superando en un gran estado de forma la "edad del pavo". Este año estrenó retrospectiva en esa programación tan densa como intensa que permite a todos los públicos disfrutar de la gran fiesta del séptimo arte que reúne a miles de personas el último fin de semana del mes de mayo en esta aldea de O Porriño.

En la gala final, la gran triunfadora fue Noelia Muíño, que logró los premios de Mejor Guión, Mejor Realización el corto "The Widow", obra que se llevó también la Mejor Dirección de Fotografía para Asia Khmelova. Por otro lado, "Limbo", de Dani Viqueira, conquistó los galardones de Mejor corto de imagen real y mejor banda sonora original, que realizó Germán Díaz. Khris Cembe ganó con "Soy una tumba" en la categoría de animación, categoría en la recibió una mención especial "Homomaria", de David Fidalgo Omil. Las categorías interpretativas fueron para Marta Nieto, por "De repente, la noche", y Jaime Olías, por "O que medra por dentro". Completan el palmarés del Festival de Cans 2019 Devalar, de Mar García, con el premio FuraCans; "Caerán lóstregos do ceo", de Adrián Canoura, con una mención especial del jurado de la categoría de no ficción; y el premio del jurado de los vecinos al "Mejor corto de imagen real" para "O que precede á caída é branco", de Aldara Pagán; y la mención especial que quisieron concederle a "De repente, la noche", de Cristina Bodelón e Ignacio de Vicente.

Pato, Carlos Blanco, Leonor Watling y Rodrigo Sorogoyen, con sus estrellas // TRECE AMARILLO

Premiados aparte, el gran triunfador vuelve a ser el cine. El Festival de Cans permite a los cinéfilos gallegos acercarse a referentes del séptimo arte a nivel nacional y gallego. El evento que dirige Alfonso Pato también es un boceto de grandes proyectos que llegarán después al cine. Sucedió con la nueva película de Isabel Coixet, Elisa e Marcela, y ocurrió ayer con el avance que ofreció Rodrigo Sorogoyen, que destacó que rodará en Galicia y que ya ha propuesto uno de los papeles a Luís Zahera.

El Festival de Cans se despidió tras cuatro días de fiesta, cuatro jornadas de proyecciones, conciertos, roteiros literarios y paseos por chimpíns. Como dice otro de los lemas del festival del "agroglamour", "lo que pasa en Cans, se queda en Cans". Y este año, en su Torreiro das Estrelas, se quedan Rodrigo Sorogoyen, Leonor Watling y Carlos Blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*