¿Cómo funciona la nueva política de equipajes de Ryanair?

Cambio en Ryanair. Y de los importantes. La aerolínea arranca este 1 de noviembre su nueva política de equipaje. La medida no está exenta de polémica. Desde este jueves, todos los usuarios de la "low cost" deberán pagar por subir al avión su maleta de diez kilos.

Desde Ryanair apuntan que adoptan esta esta decisión para eliminar las colas de embarque y mejorar la puntualidad. Sin embargo, las redes sociales denuncian que la decisión se debe a las ganas de hacer negocio de la compañía que preside Michael O'Leary. No obstante, en Metropolitano.gal queremos ilustrarte cómo funciona esta nueva política de equipaje que te obligará a pagar hasta diez euros por tu "trolley" de diez kilos.

La polémica decisión de Ryanair te obliga a pagar la opción "priority" si quieres hacer el mismo uso de tu equipaje de mano que antaño. ¿Cómo inscribirse a este servicio? Debes abonar 6 euros en el momento que efectúas la reserva. En caso de que no lo hagas, todavía tienes posibilidad de hacerlo posteriormente, aunque el coste sube a 8 euros. El lado negativo de la opción "priority" es que tiene un límite de 95 plazas.

Al usuario de Ryanair le surge ahora otra cuestión. ¿Qué sucede si no soy un viajero "priority"? La aerolínea irlandesa permite a cada uno de sus clientes subir al avión una bolsa pequeña que se debe adaptar al medidor de equipaje, que tiene unas dimensiones de 40x20x25 centímetros.

La última incógnita es qué se puede hacer con el "trolley" de diez kilos al no ser "priority". Ryanair ofrece la posibilidad de añadir un equipaje facturado desde 8 euros que se debe hacer en el mostrador de entrega de equipaje en el aeropuerto correspondiente. Ser previsor será, de nuevo, clave para nuestro bolsillo. Si lo haces en el momento de la reserva el precio será de 8 euros mientras que si lo haces posteriormente o en el propio mostrador el coste ascenderá a 10 euros.

La nueva política de equipaje de Ryanair permite a los clientes la opción de facturar los líquidos por un precio menos. Antes, el precio era de 25 euros para una maleta de 20 kilos máximo. Desde este 1 de noviembre, los viajeros podrán facturar los líquidos en su bulto pequeño por 8 euros siempre que éste no exceda de los 10 kilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*