Las rutas de “Galicia Caníbal” llegan a Vigo para conocer el patrimonio perdido

Vigo pasó de tener algo más de 20.000 habitantes a comienzos de 1900 a rozar los 300.000 al finalizar el siglo. De una pequeña población marinera a ser la ciudad más poblada de Galicia. La ciudad ganó rapidamente importancia y servicios, pero también sufrió la “canibalización” del patrimonio para levantar modernos edificios de acero y hormigón.

Bajo el título de “Galicia Caníbal”, Volta Montana prepara una serie de rutas y visitas para conocer el patrimonio perdido. La primera cita será este mismo sábado, 12 de mayo, en la ciudad olívica.

Guiados por el arquitecto vigués Nacho Hortas, especializado en arquitectura sostenible y ecológica, los participantes en la ruta guiada podrán conocer cómo una pequeña villa de unos miles habitantes, se transformó en la mayor ciudad de Galicia.

La visita tiene una duración aproximadamente de cuatro horas y recorrerá las calles y edificios más emblemáticos de la urbe con los que poder viajar al pasado y conocer la vida cultural, la historia y la arquitectura de otro tiempo.

Si no llega a haber llegado esa sociedad burguesa, Vigo hoy sería como un Combarro“, explica para Metropolitano el arquitecto responsable de la visita. De esta forma, la ruta nos llevará precisamente a sumergirnos en el cambio que se produjo de un Casco Vello donde se vivía y se trabajaba en los labores del mar, a un nuevo Ensanche, a partir de Porta do Sol, que simboliza la llegada de los burgueses, la industrialización de la ciudad construyendo grandes fábricas en las afueras y la creación de un centro urbano de “exhibición burguesa”.

En definitiva, se analizarán los contrastes entre dos ciudades y dos sociedades claramente diferenciadas. También se hablará de la nueva ciudad, más cosmopolita, en parte gracias a la llegada del Cable Inglés a finales del XIX. Los británicos desembarcaron con la The Eastern Telegraph Company y con ella sus costumbres.

Interior del Café Colón en Velázquez Moreno // Archivo Pacheco – Vigopedia

En Vigo se levantó la alameda decimonónica, zona de retiro de la alta sociedad, y brotaron negocios como los Cines Odeón o el Tamberlick , donde se estrenó la primera ópera en gallego, que se convertían en epicentro cultural de la creciente urbe.  También el Café Colón, en su localización de Velázquez Moreno desde 1906 -donde hoy se encuentra La Casa del Libro-, se erigían como puntos de encuentro y debates intelectuales al estilo de las grandes ciudades europeas del momento. 

La ruta permitirá conocer el patrimonio perdido a través de un iPad que mostrará el pasado de la ciudad, pero, en palabras de su guía, Nacho Hortas, busca también “intentar poner en valor” el patrimonio que todavía no se ha destruido. 

¿Cómo anotarse?

La ruta tiene un precio de 12€ y arrancará a las 10:00 horas desde la plaza de la Colegiata. La dificultad será baja al tratarse de una ruta completamente urbana, pero sí que recorrerá buena parte de la urbe, por lo que los participantes caminarán bastante. Los interesados e interesadas pueden anotarse en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*