Vigo corre a la "velocidad de la luz" en una San Silvestre de récord

La San Silvestre viguesa vivió este año un nuevo tiempo. El crecimiento de la Navidad de Vigo provocó la mudanza de la carrera popular más festiva y más multitudinaria del año en Vigo. De Praza Compostela pasó a Policarpo Sanz, una modificación que también suponía variar el recorrido, un trazado de 4 kilómetros que pasaría por el árbol de Porta do sol y por otro puntos céntricos como Rosalía de Castro o Colón.

El circuito poco importante. Tampoco las cifras facilitadas por la plataforma Laptime, que apuntaba que había más de 5.000 inscritos. La San Silvestre es running, pero sobre todo es fiesta. Es la fusión perfecta entre diversión y deporte, dos valores claves para despedir con una sonrisa el año y afrontar con las mejores sensaciones los propósitos y retos de 2020.

Más de 10.000 personas tomaron minutos antes de las 17:00 horas Policarpo Sanz. Disfraces variados, algunos de ellos haciendo su guiño a las luces de Navidad de Vigo, hicieron un calentamiento peculiar. Antes de afrontar el recorrido de 4 kilómetros, tocaba asumir otro reto, el "Baby Shark Challenge", un baile viral con el que la San Silvestre de Vigo quiso conquistar las redes sociales. El desafío viral contó con la participación del alcalde de Vigo, Abel Caballero.

El regidor vigués daba el pistoletazo de salida a la prueba. Lluvia de confeti para llenar de colorida la salida de la última prueba popular del año. Personas de todas las edades e incluso mascotas participaron en esta San Silvestre de Vigo que reunió a alrededor de 12.500 participantes y que solo se equivocó en un aspecto. Su lema, además del ya habitual "Vigo de récord", era "Ven para contalo". Y esta carrera no es solo para contar, sino también para disfrutar.

En línea de meta, Caballero convertido en "punto selfie" atraía la atención. En el recorrido, no faltaron los que eligieron el disfraz de luces de Navidad o la más novedosa noria de la Alameda, pero también se repitió el fenómeno del año, numerosas Gretas Thunberg, la adolescente que encabeza la lucha contra el cambio climático, que pedían al regidor "apagar las luces". Algunos de los disfraces impresionaban por su cuidado y esmero, como un grupo que recreaba el México del "Día de Muertos" o referencias cinéfilas con clásicos como ET. Tampoco faltó la protesta con camisetas en las que se pudo leer "Vigo sen Bombeiros", en referencia al conflicto abierto en la ciudad con el cuerpo de bomberos.

La Navidad de Vigo prosigue con sus eventos más multitudinarios. Tras el Flashmob y laPapanoelada motera, miles de personas participaron en esta San Silvestre de Vigo que ya ha logrado convertirse en una de las más importantes de Galicia.

GALERÍA DE FOTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*