Sanxenxo implanta el sistema de cuadrículas en la playa que estudia establecer Vigo

El plan de cuadricular las playas ya es una realidad. Sanxenxo ha implantado el sistema que Abel Caballero anunció que estudiaba establecer en los arenales de la ciudad olívica. La primera playa gallega adaptada a la "era COVID19" es Silgar. El arenal estrenaba este miércoles su nuevo aspecto, una apariencia en la que se ordena la playa en cinco sectores con el objetivo de garantizar la máxima seguridad sanitaria y que contará con personal facilitar a las usuarias y usuarios su ubicación.

Cada uno de estos sectores contará con un color diferente y estará formado por cientos de cuadrículas de 3x3 metros, que en función del número de personas se podrán ampliar mediante la agregación de dos, tres o cuatro. Las cuadrículas estarán formadas por estacas de madera clavadas en la arena y unidas por unas cuerdas que se podrán recolocar con facilidad en función del número de personas.

La nueva ordenación de la playa de Silgar reserva dos franjas longitudinales para albergar diferentes usos y servicios. Uno de ellos es el tramo situado entre el mar y la primera línea de cuadrículas, que será un espacio de paseo y juego para niños. Tendrá un mínimo de siete metros de ancho en pleamar, superando los 30 metros cuando haya marea baja. Por otro lado, en la zona trasera, ubicada entre la última línea de cuadrículas y el muro del Paseo de Silgar, se reserva una franja de ocho metros para servicios como baños, el módulo de salvamento y una zona recreativa.

El arenal contará con cuatro accesos perpendiculares de seis metros de ancho que irán desde el muro del Paseo de Silgar hasta la primera línea de la playa. Cada dos líneas de cuadrículas se establecerán pasillos paralelos de tres metros de ancho para facilitar la entrada y salida de los bañistas. Cada cuadrícula se separa de las contiguas por un espacio de 1,5 metros por el que queda totalmente prohibido el tránsito de personas.

Esta acción en la playa de Silgar supone que el arenal tenga un total de 780 cuadrículas, lo que supone un aforo que estará entre los 1.560 y los 2.340 bañistas, lo que supondrá un 50 o un 75% del aforo con respecto a veranos anteriores. Sanxenxo señala que hará todo lo posible para ofrecer las mayores garantías de seguridad e higiene a sus turistas. "Trabajamos para que se sientan tan seguros y tan bien atendidos como en sus casas", expresó el alcalde Telmo Martín.

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, en la playa de Silgar // FOTO: CONCELLO SANXENXO
El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, en la playa de Silgar // Concello de Sanxenxo

¿Cuál es la capacidad por cuadrículas?

Las autoridades sanitarias fijan un espacio de seguridad de cuatro metros cuadrados por personas, dimensiones que en Silgar se supera oscilando entre los 4,5 y los cinco metros. Todas las cuadrículas son de nueve metros cuadrados, aunque por cada una que se agregue se ganan 4,5 metros cuadrados a mayores que corresponde al espacio de seguridad que las separan.

- Una cuadrícula (9 metros cuadrados): 2 personas.

- Dos cuadrículas (22,5 metros cuadrados): 5 personas.

- Tres cuadrículas (36 metros cuadrados): 8 personas.

- Cuatro cuadrículas (49,5 metros cuadrados): 12 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*