El baloncesto callejero llega a O Marisquiño 2018

O Marisquiño sigue con su crecimiento imparable. Tras acoger la “Red Bull Batalla de Gallos” o lograr la categoría de Gold Event en el FMB Dirt Jump, esta edición suma una nueva modalidad deportiva a su programación para esta edición. La organización ha confirmado que el entorno del Puerto de Vigo acogerá una prueba de basket clasificatoria para FIBA 3×3 World Tour 2018, una disciplina que será olímpica en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

En esta nueva modalidad de O Marisquiño 2018 participarán un total de 12 equipos, nacionales e internacionales, en la que sin duda será una de las competiciones más dinámicas y espectaculares del festival. El equipo ganador competirá en la prueba Challenger de Berlín en el próximo mes de septiembre.

La modalidad 3×3 de basket está considerada como el deporte urbano número uno en el mundo. Desde el primer evento oficial, en los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2010, la FIBA ha desarrollado una ambiciosa estrategia de difusión para este deporte que definitivamente estará presente en las pruebas olímpicas de Tokyo 2020. El evento del festival vigués será puntuable dentro del circuito nacional cara a la clasificación para los Juegos Olímpicos y contará con un espacio propio, al aire libre, dentro del recinto.

Además, los organizadores de O Marisquiño confirman que la edición de este año se celebrará el fin de semana que va del 10 al 12 de agosto.

¿Qué es el baloncesto 3×3?

El 3×3 es una de las modalidades más sencillas, flexibles y populares para acercar el baloncesto a todos los públicos. Todo lo que se necesita es una canasta, media cancha de 15×11 metros, y tres jugadores por equipo. Las normas son sencillas y están diseñadas con el objetivo de hacer del 3×3 un deporte rápido, espectacular y excitante. En 10 minutos de partido hay que conseguir 21 puntos, cada canasta vale 1 punto dentro del arco y 2 puntos si es desde fuera. El primer equipo en anotar 21 puntos o más gana el partido si esto sucede antes de diez minutos. Si no es así, gana el que tenga más puntos al llegar al concluir el tiempo establecido. En caso de empate se dará un minuto de descanso y se jugará un tiempo adicional hasta que un equipo logre anotar 2 puntos.

En resumen, se trata de una prueba vertiginosa, dinámica y excitante que no deja indiferente a nadie. Además, la música contribuye a diseñar un ambiente de cultura urbana, lo que atrae una audiencia joven además del público general.


Te puede interesar: Así se “fabricó” la pasada edición de O Marisquiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*