Los conciertos de Castrelos se llevan más de dos millones: esto costó cada uno

Más de 500.000 de personas asistieron a los conciertos de Castrelos programados este año en Vigo, según los datos facilitados esta semana por el alcalde, Abel Caballero. Sin embargo, la “Castrelosmanía” desatada este año no ha salido gratis. Los conciertos programados han supuesto un desembolso de más de dos millones de euros y dos de los recitales superaron ampliamente la cifra de los 300.000 euros de gastos.


VÍDEO |  Abel Caballero: "El próximo año habrá 12 grandes conciertos en Castrelos"


El conjunto de los nueve conciertos -sin contar el de la Coral Casablanca- se llevó más de 1,7 millones de euros, a los que hay que sumar los 322.907,79 euros de los gastos de producción técnica. En total, 2.083.518,29 de euros. Más de la mitad de ellos, cinco de nueve, fueron contratados a una única productora -Sweet Nocturna- en un procedimiento negociado sin publicidad. Otros tres fueron gestionados por Categórica Producciones, dos por Ideas de Éxito y uno por EsmerArte.

El concierto más caro fue, también, el que más gente congregó en el parque de Castrelos. Thirty Seconds to Mars, que atrajo a 65.000 personas a su mediático show. El espectáculo le valió a las arcas municipales 387.200 euros. La banda estadounidense de los hermanos Leto costó casi cinco veces más que el concierto más barato.

En segundo lugar, se encuentra Lauryn Hill, que paradójicamente fue el que menos público atrajo -según los datos municipales- con 30.000 personas. La norteamericana, que abrió la programación de Vigo en Festas, supuso un desembolso de 332.750 euros para el Concello.

Completa el podio el “minifestival” encabezado por Vetusta Morla y que contó también con Xoel López y la banda juvenil Furious Monkey House. Este “experimento” que sirvió para que la música sonara en Castrelos desde las 20:00 horas, en una cita única en su concepción este año, se llevó 249.018 euros.

Tom Jones, que no compartió ni una imagen de su concierto en sus redes sociales e impidió que las televisiones grabaran, costó 223.850 euros al Concello de Vigo. Mientras tanto, Roger Hodgson se quedó en 156.864,4 euros y David Bisbal, que no dudó en cantar a pesar de la lluvia, valió 145.502,5 euros.


Te puede interesar: Tom Jones se olvida de Vigo


Por último, de los tres conciertos más baratos, dos de ellos son de artistas nacionales. El recital de Leiva en Castrelos se completó por 99.220 euros, mientras que Fangoria supuso un gasto de 83.369 euros. El más barato fue el de Rick Astley. El británico “tan solo” costó al Concello 82.836,6 euros.

Hay que tener en cuenta que el coste de cada concierto no incluye solamente el caché del artista, sino que también suma los gastos de producción como puede ser el catering o el equipo técnico y humano que los acompaña.

Para poder realizar este desembolso, el Concello recurrió al presupuesto asignado a la partida de Festas, que se vio engordada gracias a la transferencia de un millón de euros de la partida de promoción turística presupuestada en el convenio roto con Ryanair.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*